Prevenciones y tratamientos en los humanos de la gripe porcina

Las medidas de prevención adecuadas contra las diversas formas de gripe son las que buscan evitar la transmisión y las vacunas.Las distintas cepas de la gripe son suficientemente distintas como para que la vacuna contra una no sea efectiva contra otras.Los organismos internacionales y los sistemas sanitarios se prepararon para abordar el desarrollo y producción de vacunas específicas con que afrontar sin demoras una posible pandemia.El antibiótico no tiene ningún valor preventivo.

El tratamiento sintomático es el propio de las gripes, basado principalmente en analgésicos. Sin embargo hay que tener en cuenta que en niños y adolescentes se considera contraindicado el uso de aspirina en caso de infección severa por los virus A o B de la gripe o por el virus de la varicela, por el riesgo de que se produzca un cuadro poco común pero grave llamado síndrome de Reye; para los pacientes de menos de 19 años se recomienda por ello el uso de analgésicos alternativos.

El tratamiento causal se basa en antivirales, sustancias que interfieren con la multiplicación del virus. Hay dos clases de antivirales inicialmente útiles contra la gripe, de las que una conserva la efectividad y la capacidad de evitar un desarrollo grave de la gripe cuando se necesita.

http://es.wikipedia.org/wiki/Gripe_porcina#Prevenci.C3.B3n_y_tratamiento_en_humanos

Veronica Simoes y Cristina Silva

imagen

Esta entrada foi publicada en 1, TEMAS DE CCMC. Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta