Interferón humano vs Esclerose múltiple.

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad consistente en la aparición de lesiones desmielnizantes, neurodegenerativas y crónicas del sistema nervioso central. Actualmente se desconocen las causas que la producen aunque se sabe a ciencia cierta que hay diversos mecanismos autoinmunes involucrados.

imagen

Sólo puede ser diagnosticada a ciencia cierta mediante una autopsia post-mortem o una biopsia, aunque existen criterios no invasivos para diagnosticarla con aceptable certeza. Los últimos internacionalmente admitidos son los criterios de McDonlad

Se ha demostrado que el interferón beta-1a o beta-1b reduce la frecuencia de recaídas en un 30%, disminuye el número de nuevas lesiones nerviosas y reduce la progresión de disminuciones físicas. Algunos interferones se han mostrado eficaces, no sólo el la EM con recaídas y remisiones, sino también en la forma progresiva secundaria.

El interferón beta es una citocina que bajo condiciones normales es producida por el cuerpo durante infecciones virales. Como medicamento se extrae de células de mamíferos o bacterias especiales. Todos los preparados deben ser inyectados en el músculo o la piel, con frecuencia variable desde una vez cada dos días hasta una vez por semana, dependiendo de los preparados. Intentos de producir pastillas con interferón beta no han tenido éxito hasta el momento.

Los principales efectos secundarios son síntomas similares al resfriado, que tienden a disminuir al avanzar el tratamiento y que pueden ser aliviados con paracetamol o ibuprofeno. También puede haber reacciones inflamatorias en la piel, en el punto de inyección. La mayoría de los pacientes de EM toleran bien el preparado. Una vigilancia continua de los valores sanguíneos es necesaria.

Martín Vilar

Marcos Regueiro

Ignacio Vázquez

Esta entrada foi publicada en vivir máis, vivir mellor. Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta