La prórroga de Kioto tropieza con los países del Este de Europa

La cumbre del clima de Doha se ha enredado en un tema aparentemente técnico pero de importancia: qué hacer con los derechos de emisión asignados a los países del Este de Europa y que nunca usaron por el desplome de la industria comunista. Permitir el arrastre de derechos, algo que ellos exigen porque quieren venderlos, podría dejar vacío de contenido un futuro acuerdo contra el cambio climático. El problema ha sido ignorado desde hace años y ahora estalla en una cumbre de transición —para prorrogar el actual acuerdo dos años más— en la que todo el mundo da por hecho que el partido de verdad se jugará en 2015, cuando debe estar listo el acuerdo que sustituya a Kioto en 2020.

Fuente – El país

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/12/03/actualidad/1354562302_621356.html

Esta entrada foi publicada en Sen categorizar. Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta