Enfermedades mentales: Demencia

 

http://clinicaomegazeta.com/files/20110927052129.jpg

 

 

Es una pérdida de la función cerebral que ocurre a causa de ciertas enfermedades. Afecta la memoria, el pensamiento, el lenguaje, el juicio y el comportamiento.

Causas

La demencia por lo regular ocurre a una edad avanzada. Es poco común en personas menores de 60 años. El riesgo aumenta a medida que usted envejece.

La mayoría de los tipos de demencia son irreversibles (degenerativos). Irreversible significa que los cambios en el cerebro que están causando la demencia no pueden detenerse ni revertirse. El Alzheimer es el tipo más común de demencia.

Otro tipo común es la demencia vascular. Esta afección es causada por muchos accidentes cerebrovasculares pequeños.

La demencia de los cuerpos de Lewy es una causa común de demencia en los ancianos. Las personas con esta afección tienen estructuras proteínicas anormales en ciertas áreas del cerebro.

Las siguientes afecciones también pueden llevar a la demencia:

  • Enfermedad de Huntington
  • Lesión cerebral
  • Esclerosis múltiple
  • Infecciones como el VIH/SIDA, la sífilis y la enfermedad de Lyme
  • Parkinson
  • Enfermedad de Pick
  • Parálisis supranuclear progresiva

Síntomas

Los síntomas de demencia abarcans áreas de la función mental, entre ellas:

  • El comportamiento emocional o la personalidad
  • El lenguaje
  • La memoria
  • La percepción
  • Pensamiento y juicio (habilidades cognitivas)

La demencia aparece primero generalmente como olvido.

El deterioro cognitivo leve (DCL) es la fase entre el olvido normal debido al envejecimiento y la aparición de la demencia. Las personas con DCL tienen ligeros problemas con el pensamiento y la memoria que no interfieren con las actividades cotidianas. Con frecuencia no se dan cuenta del olvido. No todas las personas con DCL presentan demencia más tarde.

A medida que la demencia empeora, los síntomas son más obvios e interfieren con la capacidad para cuidarse.

Las personas con demencia grave ya no pueden:

  • Llevar a cabo actividades básicas de la vida diaria, como comer, vestirse y bañarse
  • Reconocer a los miembros de la familia
  • Entender el lenguaje

Tratamiento

El tratamiento depende de la afección causante de la demencia. Algunas personas pueden requerir hospitalización por un corto tiempo.

En ocasiones los medicamentos para tratar la demencia pueden empeorar la confusión del paciente. La suspensión o el cambio de medicamentos es parte del tratamiento.

Ciertos tipos de ejercicios mentales pueden ayudar con la demencia.

El tratamiento de afecciones que pueden llevar a la confusión a menudo puede mejorar enormemente el funcionamiento mental.

Los medicamentos se pueden emplear para:

  • Disminuir el ritmo al cual empeoran los síntomas, si bien el mejoramiento con estos fármacos puede ser pequeño.
  • Controlar problemas con el comportamiento como pérdida del juicio o confusión.

Prevención

La mayoría de las causas de la demencia no se pueden prevenir.

Los riesgos de la demencia vascular se pueden reducir al prevenir los accidentes cerebrovasculares al:

  • Consumir alimentos saludables
  • Hacer ejercicio
  • Dejar de fumar
  • Controlar la presión arterial
  • Manejar la diabetes

Andrea Durán y Borja Fernández

Esta entrada foi publicada en Enfermidades. Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta