Panspermia

La Panspermia es la hipótesis que sugiere la vida se orginó en la Tierra a partir de la llegada de ciertas “semillas” o esencias de vida procedentes de todo el universo. El término «panspermia» fue defendido por el biólogo alemán Hermann Richter en 1865. En 1908, el químico sueco Svante August Arrhenius usó la palabra para explicar el comienzo de la vida en la Tierra. El astrónomo Fred Hoyle también apoyó esa hipótesis. No fue hasta 1903 que el premio nobel de química Svante Arrhenius popularizó el concepto de que la vida se había originado en el espacio exterior. Esta idea tiene su origen en algunas de las teorias del filósofo griego Anaxágoras.

250px-ALH84001

Meteorito ALH84001, procedente de Marte, que según algunas sospechas podría contener bacterias fosilizadas.

Pruebas a favor de la panspermia:

-Existen bacterias capaces de sobrevivir largos periodos de tiempo, incluso en el espacio exterior.

-Se han hallado bacterias en la atmósfera a altitudes de más de 40 km.

-Bacterias Streptococcus mitis llevadas a la Luna pudieron ser revividas sin dificultad de vuelta a la Tierra tres años después.

-Los choques de otros cuerpos en la Tierra están demostrados.

-Si el agua llegó a bordo de asteroides, ¿por qué  no pudieron estos traer también unas cuantas bacterias en forma de esporas?

-Las características comunes de los seres vivos parecen indicar que la vida comenzó a partir de un patrón unico.

-En las nebulosas se han descubierto muchas moléculas que forman poarte de la vida.

Pruebas en contra de la panspermia:

-No resuelve el problema inicial del origen de la vida, si no que se limita a traspasar la responsabilidad a otro lugar.

-Las altas temperaturas y fuerzas involucradas en un impacto contra la Tierra no permitirían la supervivencia de las bacterias, aunque se han encontrado algunas especies de bacterias extremófilas capaces de resistir estas condiciones.

-Todavía no hay pruebas de que exista vida fuera de la Tierra.

VIDEO SOBRE LA PANSPERMIA

Teoría sobre la panspermia

ALH84001_structures

ESTUDIO RECIENTE SOBRE LAPANSPERMIA

La teoría panspérmica o cosmozoica asegura que la vida no procede exclusivamente de la Tierra y podría surgir en cualquier parte del universo, los astrofísicos de la Universidad de Harvard, Estados Unidos, investigaron la posibilidad de detectar vida en los sistemas extrasolares.

Según los resultados del estudio, que se publicó en la revista Astrophysical Journal Letters, existe una alta probabilidad de encontrar pequeños oasis de vida de fácil localización repartidos por todo el universo. De este modo, en el futuro sería posible detectar señales de vida en planetas que orbitan alrededor de estrellas lejanas.

El estudio de los astrofísicos de Harvard demuestra que, si la vida pudiera transportarse entre estrellas, seguiría un patrón característico que potencialmente podríamos identificar.

El modelo propuesto por los científicos supone que las semillas de la vida de un planeta pueden distribuirse en todas direcciones. Si una semilla alcanza un planeta habitable que orbita alrededor de una estrella vecina, puede echar raíces. Con el tiempo, el resultado de este proceso sería una serie de oasis de vida repartidos por el cosmos.

Henry W. Lin, coautor del estudio, describe el proceso como “burbujas que explotan en una olla de agua hirviendo”.

Avi Loeb, otro de los coautores de la investigación, afirma: “La vida podría extenderse de una estrella anfitriona a otra en un patrón similar al del estallido de una epidemia. En este sentido, la Vía Láctea se vería infectada por núcleos o bolsas de vida”.cnot_5220

¿Pudo generarse la vida en el espacio exterior? La teoría de la panspermia plantea el origen cósmico de la vida. Es posible que la vida se originara en algún lugar del universo y llegase a la Tierra en restos de cometas y meteoritos. Recupera una vieja idea de Anaxágoras, enunciada en la antigua Grecia del s. VI a.C.

El máximo defensor de la panspermia, el sueco Svante Arrhenius, cree que una especie de esporas o bacterias viajan por el espacio y pueden “sembrar” vida si encuentran las condiciones adecuadas. Viajan en fragmentos rocosos y en el polvo estelar, impulsadas por la radiación de las estrellas.

Hace 4.500 millones de años, la Tierra primitiva era bombardeada por restos planetarios del joven Sistema Solar, meteoritos, cometas y asteroides. La lluvia cósmica duró millones de años. Los cometas, meteoritos y el polvo estelar contienen materia orgánica. Las moléculas orgánicas son comunes en las zonas del Sistema Solar exterior, que es de donde provienen los cometas. También en las zonas interestelares. Se formaron al mismo tiempo que el Sistema Solar, y aún hoy viajan por el espacio.

Pero, ¿resistirían unas bacterias las condiciones extremas de un viaje interplanetario? Condiciones extremas de temperatura, radiación cósmica, aceleración, y sobrevivir el tiempo suficiente para llegar a otro planeta. Por no hablar de la entrada en la atmósfera. Los expertos creen que sí.

La vida bacteriana es la más resistente que se conoce. Se han reanimado bacterias que estuvieron bajo el hielo ártico durante decenas de miles de años. Bacterias llevadas a la Luna en 1967 por la Surveyor 3 se reanimaron al traerlas de vuelta tres años más tarde. Y si un meteorito fuera lo suficientemente grande, la elevada temperatura que alcanza al entrar en la atmósfera no afectaría a su núcleo.

La teoría de la panspermia cobró fuerza hace unos años cuando, al analizar el meteorito marciano ALH 84001, aparecieron bacterias fosilizadas de hace millones de años. Aunque no podemos saber con certeza si ya estaban allí cuando impactó contra la Tierra. También en el meteorito Murchison se hallaron muestras de las moléculas precursoras del ADN.dark_meteor

La panspermia tiene dos versiones. Para la panspermia dirigida, la vida se propaga por el universo mediante bacterias muy resistentes que viajan a bordo de cometas. La panspermia molecular cree que lo que viaja por el espacio no son bacterias sino moléculas orgánicas complejas. Al aterrizar en la Tierra se combinaron con el caldo primordial de aminoácidos e iniciaron las reacciones químicas que dieron lugar a la vida. La hipótesis de la panspermia es posible, aunque no necesaria para explicar el origen de la vida sobre la Tierra.

Si la panspermia es correcta, en estos momentos las semillas de la vida continuarían viajando por el espacio y la vida podría estar sembrándose en algún otro lugar del Cosmos.

Daniel Pernas Arias 1ºBACH C

Alejandro Figueiras Gago 1ºBACH A

Noelia Otero Cabaleiro. 1ºBACH C

Esta entrada foi publicada en 2 - ORIXE DA VIDA, Orixe da vida e do ser humano. Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta