Plagas

PLAGAS

El concepto de plaga ha evolucionado con el tiempo desde el significado tradicional donde se consideraba plaga a cualquier animal que producía daños, típicamente a los cultivos. Actualmente debe situarse al mismo nivel que el concepto de enfermedad, de forma que debe entenderse como plaga una situación en la que un animal produce daños económicos, normalmente físicos, a intereses de las personas  de la misma forma que la enfermedad no es el virus, bacteria, etc., sino la situación en la que un organismo vivo  ocasiona alteraciones fisiológicas en otro, normalmente con síntomas visibles o daños económicos. Este nuevo concepto permite separar la idea de plaga de la especie animal que la produce, evitando establecer clasificaciones de especies ‘buenas’ y ‘malas’, y facilitando la explicación de por qué una especie es beneficiosa en un lugar y perjudicial en otro.

En sentido amplio, el concepto de plaga se refiere a cualquier ente biótico que el hombre considera perjudicial a su persona o a su propiedad. En consecuencia, existen plagas de interés médico, tales como los vectores de enfermedades humanas ; plagas de interés veterinario, tales como, las pulgas y las garrapatas y las plagas denominadas agrícolas que afectan las plantas cultivadas así como los productos vegetales ya sean frescos o almacenados.

Plagas Biológicas:

 

Pueden ser causadas por:

  • Malezas.
  • Patógenos (enfermedades): virus, bacterias y hongos.
  • Artrópodos: insectos y ácaros.
  • Vertebrados: mamíferos, aves y reptiles

Tipos según el tipo de daño que causan:

  • Plaga directa: Cuando la especie daña a los órganos de la planta que el hombre va a cosechar; es el caso de las larvas de las moscas de fruta que perforan los frutos o el gusano de los Andes que ataca los tubérculos de la papa.
  • Plaga indirecta: Cuando la especie daña órganos de la planta que no son las partes que el hombre cosecha; es el caso de las mosquitas minadoras que dañan las hojas del tomate o de la papa mientras que los órganos que se cosechan son los frutos y los tubérculos respectivamente.

CONTROL DE PLAGAS:

Para controlar los distintos tipos de plagas en agricultura, se usan los insecticidas, que varían según su forma de actuar.

Estos insecticidas se clasifican por:

  • Contacto: sistema de obstruyendo los estigmas traqueales del insecto.
  • Ingestión: Produce envenenamiento en el sistema digestivo.
  • Sistemático: Consiste en que la planta absorba el insecticida haciendo que cuando el animal se alimente de este muera.
  • Inhalación o asfixiantes: Asfixia al insecto.
  • Atracción y repulsión: Actúa atrayendo al insecto a probar la planta, una vez el insecto se encuentra en la misma esta causa que el insecto sienta asco y se aleje.

Debido a que estos insecticidas han causado una gran alarma por sus efectos medioambientales estos han tratado de ser sustituidos por insecticidas ecológicos para que sea menor el efecto negativo que tienen estos en el medioambiente.

Tipos de tratamiento

  • El tratamiento preventivo o en pre-construcción consiste en formar una barrea química entre la tierra y la edificación por medio de la aplicación de un termiticida potente y de calidad que elimine las termitas que entren en contacto con el área tratada. Por eso es importante aplicar la cantidad de producto indicado por el fabricante y de los combustibles fósiles
  • El tratamiento en post-construcción consiste en formar una barrera química entre la tierra y el material de la edificación evitando y eliminando la presencia de termita subterránea de manera rápida y efectiva. Para esta forma de aplicación se debe perforar el piso e inyectar una cantidad considerable de producto termiticida en diferentes áreas y zonas de posible entrada.
  • Tratamiento curativo a base de cebo. Existe otra manera de erradicar los termiteros, el cual consiste en colocar una serie de cebos que consiste básicamente en celulosa con un insecticida específico y a unas dosis determinadas. Las termitas comen del cebo y van envenenando al resto del termitero hasta acabar con él. Este tipo de tratamiento es más efectivo que el anterior debido a que se elimina el problema de “raíz” pato.

 

Mateo Alvarellos Docampo,4º ESO A

Yago López Vinseiro,4º ESO B

Francisco Rodríguez García,4º ESO A

Esta entrada foi publicada en Riscos, RISCOS NATURAIS. Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta