Gas Natural

El gas natural consiste en una mezcla de hidrocarburos gaseosos , metano en su mayor parte. Las dos principales regiones en las que se encuentran gas natural son Oriente Medio(Irán y Qatar sobre todo), con el43% del volumen,y Asia Central (Rusia y Turkmenistán especialmente ), con el 40%.

Resultado de imaxes para ciclo del gas natural

Ventajas y desventajas del gas natural

Presenta ciertas ventajas frente a otros combustibles utilizados para las mismas actividades, descatamos las siguientes:

  • El gas natural es un combustible con un alto poder calorífico. El gas procedente de Argelia, por ejemplo, tiene un poder calorífico inferior medio de 10.67 kWh/Nm3.
  • Es de fácil acceso para el usuario ya que se canaliza hasta el lugar de utilización. Solo es preciso abrir un grifo, válvula, para tener un suministro constante y de calidad.
  • Tiene un precio competitivo frente a combustibles similares,  aunque su precio suele estar referenciado al precio del crudo tiene una menor volatilidad.
  • Se puede utilizar en multitud de aparatos, tanto para generar calor, calefacción, agua caliente, en cocinas industriales y hornos, como para generar frío en instalaciones refrigeradoras.
  • Existen gran cantidad de técnicos acreditados para la realización de las instalaciones así como para su mantenimiento.
  • Al ser un producto más ligero que el aire, las posibles fugas o emisiones se disipan rápidamente en la atmósfera, siempre que se sigan las prescripciones necesarias en cuanto a aberturas de ventilación.

La principal desventaja desde un punto de vista geoestratégico, al igual que el resto de los hidrocarburos de uso intensivo como la gasolina o el gasóleo y sus diferentes derivados, es la inexistencia de yacimientos de gas natural en territorio nacional lo que provoca una gran dependencia de terceros países. Esto provoca una incertidumbre energética ante escenarios de corte de suministro difícilmente gestionables con el modelo energético nacional actual.

Martin  Basteiro

Andrea Cagide

Andrea Ferro

Esta entrada foi publicada en Enerxias. Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta