Energía geotérmica e hidroeléctrica

GEOTÉRMICA

Es una energía renovable y altamente eficiente que se obtiene a través del calor interna de la tierra mediante unas instalaciones llamadas centrales hidroeléctricas.

Resultado de imagen de energia geotermica

 

Resultado de imagen de energia geotermica

Se aprovechan principalmente para la producción de electricidad. Cuando la temperatura no es suficiente para producir energía eléctrica, sus principales aplicaciones son térmicas en los sectores industrial, servicios y residencial, cuando se trata de recursos de temperaturas muy bajas (por debajo de los 25ºC), las posibilidades de uso están en la climatización y obtención de agua caliente.

Suecia fue el primer país europeo en utilizar la energía geotérmica. En otros países como Finlandia, Estados Unidos, Japón, Alemania, Holanda y Francia la geotermia es una energía muy conocida e implantada desde hace décadas.

En España, Andalucía, Castilla y León, Cataluña y Galicia son las comunidades de mayor potencial para la producción de energía a partir del calor interno de la tierra.

VENTAJAS

  • Su coste es bajo y no implica riesgos.

  • Los residuos que produce son mínimos y ocasionan menor impacto ambiental que los originados por el petróleo, carbón…

  • Es una alternativa a otras energías y que debería ser más estudiada.

INCONVENIENTES

  • Emisión de ácido sulfhídrico y de CO2.

  • Posible contaminación de aguas próximas con sustancias como arsénico, amoniaco…

  • Contaminación térmica.

  • Deterioro del paisaje.

  • No se puede transportar

 

HIDROELÉCTRICA

La energía hidroeléctrica es la electricidad generada aprovechando la energía del agua en movimiento. La lluvia o el agua de deshielo, provenientes normalmente de colinas y montañas, crean arroyos y ríos que desembocan en el océano y la energía que generan esas corrientes de agua puede ser considerable. Lleva años explotándose, ya los agricultores de la Grecia antigua utilizaron molinos de agua para moler trigo y hacer harina. Localizados en los ríos, los molinos de agua recogen el agua en movimiento en cubos situados alrededor del molino. La energía cinética del agua en movimiento gira el molino y se convierte en la energía mecánica que mueve el molino. Mucho más tarde, a finales del siglo XIX, la energía hidroeléctrica se convirtió en una fuente para generar electricidad. La primera central hidroeléctrica se construyó en Niagara Falls en 1879.

Hoy en día la energía hidroeléctrica proporciona casi un quinto de la electricidad de todo el mundo. China, Canadá, Brasil, Estados Unidos y Rusia son unos de los cinco mayores productores de este tipo de energía.

PARTES DE UNA CENTRAL HIDROELÉCTRICA

Una central hidroeléctrica es un sistema que consiste en tres partes: una central eléctrica en la que se produce la electricidad; una presa que puede abrirse y cerrarse para controlar el paso del agua; y un depósito en que se puede almacenar agua. El agua de detrás de la presa fluye a través de una entrada y hace presión contra las palas de una turbina, lo que hace que éstas se muevan. La turbina hace girar un generador para producir la electricidad. La cantidad de electricidad que se puede generar depende de hasta dónde llega el agua y de la cantidad de ésta que se mueve a través del sistema.

Resultado de imagen de energia hidroelectrica

¿CÓMO FUNCIONA?

https://www.youtube.com/watch?v=MIlBmQzVGVs

Resultado de imagen de energia hidroelectrica como funciona

VENTAJAS

La energía hidroeléctrica es la que genera electricidad de forma más barata en la actualidad y es fácilmente accesible. Esto se debe a que, una vez que la presa se ha construido y se ha instalado el material técnico, la fuente de energía (agua en movimiento) es gratuita. Esta fuente de energía es limpia y se renueva cada año a través del deshielo y las precipitaciones.

INCONVENIENTES

La construcción de presas en los ríos puede destruir o afectar a la flora y la fauna y otros recursos naturales. Algunos peces, como el salmón, podrían encontrarse con la imposibilidad de nadar río arriba para desovar. Las centrales hidroeléctricas también pueden provocar la disminución de los niveles de oxígeno disuelto en el agua, lo que resulta dañino para los hábitats fluviales.

 

 Antía Sanmartín

Sara Brea

David Barbeito

Esta entrada foi publicada en Enerxias. Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta