Tuberculosis

La tuberculosis es una enfermedad infecciosa que afecta a diversos órganos, pero sobre todo a los pulmones. El 30% de la población mundial sufre tuberculosis latente.

La máxima expansión de la tuberculosis fue durante la Revolución Industrial, debido a que la gente de las aldeas emigró para las ciudades, viviendo así en unas condiciones pésimas de higiene y alimentación.

La tuberculosis se transmite a través del aire y minoritariamente a través de los alimentos (la leche) no pasteurizada.

Un feto puede contraer tuberculosis a través de su madre antes de nacer, al respirar o tragar líquido amniótico infectado antes o durante su nacimiento, o después de nacer, al respirar aire con microgotas infectadas.

SÍNTOMAS

-Cansancio intenso.

-Malestar en general.

-Sudoración importante, especialmente al acabar el día.

-Pérdida de peso.

-Sangre en los esputos.

-Tos seca persistente.

-Temperatura corporal entre 37/37.5 ºC.

TIPOS

  • La tuberculosis latente.Cuando tienes esta afección, estás infectado de tuberculosis, pero la bacteria permanece en tu organismo en estado inactivo y no presentas síntomas. La tuberculosis latente, también llamada tuberculosis inactiva o infección con tuberculosis, no es contagiosa. Se puede convertir en tuberculosis activa, por lo que el tratamiento es importante para la persona con tuberculosis latente y para ayudar a evitar el contagio. Aproximadamente 2 mil millones de personas tienen tuberculosis latente.
  • Tuberculosis activa. Esta afección te enferma y es contagiosa. Puede ocurrir en las primeras semanas después de una infección con la bacteria de la tuberculosis o puede ocurrir años después.

PREVENCIÓN

La prevención pasa por la detección de la enfermedad, de manera que se pueda evitar la transmisión al resto de la gente. La OMS recomienda la vacunación con a todos los recién nacidos con alta incidencia de tuberculosis.  La OMS recomienda su administración en niños y jóvenes que vayan a pasar largas temporadas en zonas de incidencia.  “La efectividad de la vacuna es muy limitada y no llega a niveles de prevención epidemiológica. La prevención pasa por crear estrategias de programas de control de contactos de las personas infectadas, aunque admite que estas medidas suponen la elaboración de estrategias muy costosas a nivel comunitario y el empleo de muchos recursos, lo que hace muy complicada la prevención en países pobres.

TRATAMIENTO

Sin tratamiento, la tuberculosis lleva irremediablemente a la muerte. Para su tratamiento se emplea una combinación de fármacos, entre los que se encuentran la isoniacida, la rifampicina, la pirazinamida, el estambutol y la estreptomicina. Son fármacos eficaces pero que tienen efectos adversos, por lo que su uso debe ser supervisado por un especialista.

La medicación es el fundamento del tratamiento para la tuberculosis. Pero el tratamiento de esta enfermedad lleva mucho más tiempo que tratar otras clases de infecciones bacterianas.

Con la tuberculosis, debes tomar antibióticos por lo menos por seis a nueve meses. La medicación exacta y la duración del tratamiento dependen de tu edad, salud en general, posibilidad de resistencia a la medicación, la forma de tuberculosis (latente o activa) y la ubicación de la infección en el cuerpo.

TUBERCULOSIS EN GALICIA Y ESPAÑA

Con un total de 4.191 nuevos casos de tuberculosis en 2015, España se convierte en el sexto país de la Unión Europea con mas incidencia.

De los cuales3 510 corresponden a tuberculosis respiratorias, 52 a meningitis tuberculosa y 1.042 a otros tipos de tuberculosis.

Galicia tiene 16,03 casos por cada 100.000 habitantes.

CASOS TUBERCULOSIS EN ESPAÑA

Resultado de imagen de mapa de porcentaje de tuberculosis en españa

 

Iker

Nicolás

Marcos

Esta entrada foi publicada en Enfermidades. Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta