EL AGUA

1. NECESIDADES DEL AGUA PARA LOS HUMANOS

La importancia del agua para los seres humanos es tan evidente que constituye casi las dos terceras partes del peso del cuerpo y está presente en todos los tejidos corporales y en los órganos vitales. Es un elemento fundamental en procesos como la digestión y la absorción y eliminación de desechos metabólicos no digeribles. También estructura el sistema circulatorio y  distribuye nutrientes hacia todo el cuerpo a través de la sangre. Además, el agua contribuye al mantenimiento de la temperatura somática, ya que ayuda a eliminar el calor sobrante con su salida en forma de transpiración y vapor a través de la piel. Por esta razón, la mayor parte del peso que se pierde durante un entrenamiento deportivo es agua, por evaporación y sudor.

Además el agua cumple procesos vitales en nuestro cuerpo:

                 Regular la temperatura corporal

El organismo utiliza el agua para liberar calor cuando la temperatura ambiente es elevada; lo hace provocando la sudoración. El cuerpo puede perder hasta 1,5 litros de sudor por hora. Además, cuando hay un exceso de temperatura, la sangre abandona los capilares próximos a la piel para contribuir a mantenerla fresca.

             Transportar los nutrientes y el oxígeno

Además de participar en el proceso de descomposición bioquímica de los alimentos que ingerimos, el agua, a través del sistema circulatorio, se encarga de transportar los nutrientes (minerales, vitaminas y glucosa) y el oxígeno a todas las células del cuerpo. El plasma sanguíneo está compuesto en un 91% de agua.

                   Eliminar toxinas del cuerpo

Del mismo modo que provee de nutrientes, el sistema circulatorio recoge las sustancias de desecho que las células no necesitan y acaban siendo expulsadas a través de la orina y las heces, y también del sudor. El agua es vital para el buen funcionamiento de los riñones como órganos filtradores de las toxinas.

                      Lubricar las articulaciones

Gracias al agua del líquido sinovial nuestras articulaciones pueden funcionar de forma fluida. De hecho, beber poco líquido puede conllevar la aparición de lesiones y artritis. El agua también actúa como amortiguador y protector de los huesos y la columna vertebral frente a traumatismos, y también de otros órganos, como el cerebro, la médula y los ojos.

2. EN QUÉ GASTAMOS LOS HUMANOS EL AGUA

El 70,8% de la superficie terrestre está ocupada por agua, pero tan solo un 2,5% de toda el agua existente en el planeta es agua dulce, o sea, apta para consumo. De esta, la mayoría se encuentra inaccesible en glaciares, en los polos, etc, así que tan solo disponemos para consumo del 0,5% que es agua subterránea o superficial. En la Tierra habitan actualmente 6.000 millones de personas, de las cuales, cerca del 20% viven en 50 países que carecen de este vital líquido y, siguiendo con el actual ritmo de consumo, en breve esta se convertirá en un problema capaz de generar conflictos armados e incidirá en el futuro de la diversidad biológica de muchas zonas del planeta.

Se entiende por consumo doméstico de agua por habitante a la cantidad de agua que dispone una persona para sus necesidades diarias de consumo y se mide en litros por habitante y día (l/hab-dia). Es un valor muy representativo de las necesidades y un consumo real de agua dentro de una comunidad o población y, por consiguiente, refleja también de manera indirecta su nivel de desarrollo económico y social. Este indicador social se obtiene a partir del suministro medido por contadores, estudios locales, encuestas o la cantidad total suministrada a una comunidad dividida por el número de habitantes.

usos del agua

3. EL AGUA SUBTERRÁNEA

El agua subterránea es la que se encuentra bajo la superficie terrestre y ocupa los poros y las fisuras de las rocas más sólidas.El agua subterránea más profunda puede permanecer oculta durante miles o millones de años.

A nivel global, el agua subterránea representa unas veinte veces más que el total de las aguas superficiales de todos los continentes e islas, de ahí la importancia de esta agua como reserva y como recurso de agua dulce. Además, tiene un importante papel en la naturaleza. El efecto de la gran reserva de agua respecto al flujo anual, es esencial para mantener el caudal de base de muchos ríos y la humedad del suelo en las riberas y áreas bajas.

El agua subterránea es de esencial importancia para nuestra civilización porque supone la mayor reserva de agua potable en las regiones habitadas por los seres humanos. Puede aparecer en la superficie en forma de manantiales, o puede ser extraída mediante pozos. En tiempos de sequía, puede servir para mantener el flujo de agua superficial, pero incluso cuando no hay escasez, es preferible utilizar agua subterránea porque no tiende a estar contaminada por residuos o microorganismos. Aunque el agua subterránea está menos contaminada que la superficial, la contaminación de este recurso también se ha convertido en una preocupación en los países industrializados.

Actualmente, en España, la extracción de aguas subterráneas suministra un volumen aproximado de 5.500 hectómetros cúbicos, de los cuales un máximo de 1.500 se destinan al abastecimiento de agua potable a las poblaciones, y el resto, a riegos agrícolas.

 

subterraneo

4. DESALINIZACIÓN DEL AGUA DE MAR ¿ES LA SOLUCIÓN?

Cerca de 700 millones de personas en el mundo no tienen acceso a agua potable. Y 1.800 millones de personas vivirán en condiciones de escasez grave de agua para 2025, según Naciones Unidas.

¿Podría gran parte de la solución estar en los océanos, que contienen el 97% del agua del planeta?

Con motivo del Día Mundial del Agua, preguntamos a los lectores de BBC Mundo qué les preocupa en relación con este recurso vital.

Y uno de los interrogantes más populares fue: ¿puede la desalinización ayudar a resolver la crisis mundial del agua?

Hay cerca de 18.000 plantas desaladoras o desalinizadoras en el mundo, según la Asociación Internacional de Desalinización, IDA.

Sin embargo, esas plantas satisfacen sólo entre el 1 y 3% de la necesidad de agua potable a nivel mundial, según confirmó a BBC Mundo Miguel Ángel Sanz, director de desarrollo estratégico de la compañía francesa Suez Treatment Infrastructure y uno de los directores de IDA.

El gran factor limitante de la desalinización es que requiere grandes cantidades de energía. Y ello explica en parte por qué algunas de las mayores plantas se encuentran en países ricos en recursos energéticos.

Por una parte están los métodos que usan calor que, con diferentes variantes, evaporan el agua y la vuelven a condensar, lo que básicamente consiste en imitar el ciclo natural de evaporación y lluvia.

El segundo grupo de métodos se basa en membranas que permiten separar el agua de las sales para lo que también necesitan energía normalmente suministrada en forma de energía eléctrica que luego se transforma en energía mecánica.

El principio de calentar agua de mar para producir vapor que luego se condensa, fue mencionado ya por Aritóteles hace unos 2.400 años, cuando describió cómo navegantes usaban ese método de destilación, pero fue en el siglo XX y la tecnología no era suficientemente avanzada.

La mayor planta desalinizadora del mundo, en Arabia Saudita, usa este mecanismo, denominado método de evaporación térmica, pero el 70% de las desaladoras del mundo usan el otro mecanismo, el de hacer pasar el agua de mar por membranas, en un método que se denomina “ósmosis inversa”.

5. LA POLÍTICA Y LA LUCHA POR EL AGUA

-LOS OCHO CONFLICTOS QUE PODRIA CAUSAR EL AGUA

Latinoamérica

La escasez de agua ha generado tensiones entre Bolivia y Chile por un pequeño manantial natural llamado Silala o las aguas del Silala.

Este río nace en Bolivia y por posteriores canalizaciones desemboca en Chile.

El Gobierno austral defiende que el Silala es un “río internacional transfronterizo” y se basa en el Tratado de 1904 firmado con Bolivia, del cual se desprende un mapa que presuntamente resolvió las fronteras entre ambas naciones.

El acuífero Guaraní es considerado la tercera mayor reserva mundial de agua dulce, con una extensión de un millón 175 mil kilómetros cúbicos. Esta reserva de agua es también un potencial foco de conflicto entre Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

Bolivia mantiene que las aguas del Silala son manantiales o vertientes que afloran de manera natural y que alcanzan territorio extranjero, por las obras de canalización realizada a principios del siglo XX por empresas chilenas.

El conflicto entre Israel y Palestina

El problema del agua es una de las causas más importantes que inciden en el conflicto entre Israel y Palestina. Israel necesita controlar las fuentes de abastecimiento del río Jordán y los acuíferos de las localidades de Gaza y Cisjordania debido a las escasas precipitaciones en la región. El agua de ese país es uno de los asuntos geoestratégicos fundamentales para su subsistencia.

En 1967, después de la ocupación total de Cisjordania y la Franja de Gaza, Israel declaró de su propiedad todos los recursos hídricos. Los palestinos deben poseer una licencia por parte del Ejército israelí antes de desarrollar cualquier infraestructura hídrica en su tierra.

La Ley de Aguas por la que se rige Israel procede de 1959. Establece que todos los recursos hídricos son propiedad pública y están destinados a las necesidades de sus habitantes y al desarrollo del país. Toda persona tiene derecho a recibir y a usar los recursos que están bajo control y supervisión del Comisionado del Agua.

El pueblo palestino que se encuentra en la Cisjordania ocupada debe enfrentar una terrible crisis por el agua, pues el Gobierno de Israel obstaculiza que ellos puedan acceder a ella y utiliza el vital líquido como una manera de presionar y dominar al pueblo palestino.

En la actualidad los palestinos se ven en la obligación de comprar agua a Israel debido al acuerdo provisional de Oslo de 1995 para Cisjordania y la franja de Gaza

Conflicto por los ríos Tigris y Éufrates

Turquía, Siria e Iraq mantienen disputas en torno a las cuencas de estos ríos. En este caso la potencia hídrica es Turquía. La presa turca de Ataturk, uno de los embalses más grandes del mundo, permite al país producir gran cantidad de energía. Sin embargo, esta obra ha sido foco de conflicto con Siria e Iraq, debido a la disminución del caudal que la obra supone.

El agua en Oriente Medio se encuentra concentrada en tres grandes ríos de la zona, Tigris, Éufrates y Jordán. Estos ríos son vitales para el desarrollo de la vida en esos territorios. Sin embargo, dominarlos se ha convertido en una fuente de conflicto que constantemente genera muertes.

El conflicto que vive Siria en la actualidad no es solo por petróleo o gas, también porque este país es una fuente geopolítica indispensable en Oriente Medio, debido a que de sus aguas dependen los demás países, aguas necesarias para llevar adelante estrategias políticas, militares y económicas.

La cuenca del río Zambeze

Se encuentra ubicado al sur del continente africano y también es otro de los focos de disputa. Los países que componen esta cuenca, Zambia, el Congo, Angola, Namibia y Zimbabue, compiten por sus aguas y origina fuertes conflictos. En marzo de 2000 estuvo a punto de iniciar una guerra entre Mozambique y Zimbabue.

La cuenca del río Zambeze, situada al sur de África, es uno de los sistemas hídricos más sobreutilizados del mundo. Las naciones, que integran la cuenca, se disputan sus aguas, lo que ha generado severos conflictos entres esas naciones.

El Nilo, foco de conflicto

El más reciente caso de tensión por el agua se presenta entre Egipto y Etiopía. El último país construye la represa del Renacimiento e invertirá cuatro mil 700 millones de dólares para solucionar su déficit de energía.

Lo delicado del proyecto es que para el proceso de construcción debe surtirse con el agua del río Nilo Azul, uno de los dependientes del río Nilo. Este último es fuente de un poco más del 90 por ciento del agua dulce con la que Egipto depende para todo tipo de actividades, especialmente la producción de alimentos.

La construcción del embalse genera una tensión política entre ambos países.

Algunos egipcios opinan que de continuar la construcción de la obra se daría pie a una intervención militar como la que ocurrió en 1868, cuando las tropas del presidente Ismail Pasha trataron de ocupar –sin éxito– a Etiopía para controlar todo el cauce del Nilo.

La situación se torna un poco más complicada porque el Nilo no solamente pasa por esos dos países, sino que toca a otros nueve.

África Occidental

Muchos de los ríos en esa parte del continente pierden su caudal y los países ribereños ya han entrado en crisis. La presa de Akosombo en el río Volta (con origen en Burkina Faso) creó el lago artificial más grande del mundo y proporcionó la electricidad para dar energía.

La escasez de agua ha desatado guerras interétnicas en Mali. A la inestabilidad política se suma la lucha por el acceso al agua. La población depende del río Níger para su alimentación y transporte, pero está al borde de una catástrofe ambiental.

Por su parte, en Nigeria la mitad de la población no tiene acceso al agua potable y sus habitantes deben caminar durante varias horas para conseguirla.

China

Los tres ríos que surten el sur de China están altamente contaminados y provoca perjuicios a la salud y limita la irrigación de cultivos. El norte de China alberga las dos terceras partes de los campos de cultivo del país, pero solo cuenta con la quinta parte de sus recursos hídricos. A medida que aumenta en forma desmedida la demanda de agua por parte de las ciudades, la tierra se seca.

Entre 1991 y 1996 las reservas de agua subterránea en el norte de China disminuyeron en un promedio de 1,5 metros por año.

India

El río Kaveri desemboca en el golfo de Bengala (India) y es considerado uno de los siete afluentes sagrados por los indios. Los desplazamientos internos como consecuencia de estos conflictos pueden provocar enfrentamientos y choques culturales.

Rubén Gestoso Cerqueiro

Candela Iglesias Tesouro

Sofía Fernández Lustres

Paula Talquenca Porto

Esta entrada foi publicada en RECURSOS, RISCOS NATURAIS. Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta