Enfermedad de Crohn



                                          ENFERMEDAD DE CROHN


La enfermedad de Crohn es una patología inflamatoria crónica de origen autoinmune que puede afectar a cualquier parte del aparato digestivo (desde la boca hasta el ano). Aunque normalmente se presenta con mayor frecuencia en la parte final del intestino delgado (íleon terminal) y en el comienzo del colon (válvula ileocecal y ciego).

Se trata de una forma común de enfermedad inflamatoria intestinal (EII), al igual que la colitis ulcerosa, que también causa inflamación crónica del revestimiento intestinal. Aunque, a  diferencia de la enfermedad de Crohn, esta última causa inflamación solo en el colon, habitualmente.

Dicha inflamación, que suele ser dolorosa, además de debilitante, se propaga hacia lo profundo de las capas del tejido afectado, ocupando todo el espesor de la pared intestinal. Algunas complicaciones, como la pérdida  excesiva de sangre o la disminución de las defensas, ponen en riesgo la vida de quien la posee.

A pesar de que no se conoce ninguna cura para la enfermedad de Crohn, algunas terapias pueden reducir los signos y síntomas e, incluso, provocar una remisión de largo plazo. De hecho, con el tratamiento adecuado, que varía mucho según la persona que lo sufre, algunas de ellas pueden desempeñarse correctamente y llevar a cabo una vida totalmente normal.

Resultado de imaxes para: enfermedad del crohn

Descubrimiento

La enfermedad de Crohn fue  nombrada la primera vez por un famoso  gastroenterólogo inglés, llamado Dr. Burrill Crohn; de aquí su nombre.  Sin embargo esta dolencia no fue descrita hasta el 1932, cuando el médico italiano Giovanni Battista Morgagni diagnosticó a un paciente que sufría de una enfermedad debilitante y a largo plazo.

Resultado de imaxes para: Burrill Crohn

Causas

La causa exacta de la enfermedad de Crohn se desconoce, aunque sí se sabe que se trata  de una afección que se presenta cuando el sistema inmunitario del propio cuerpo ataca por error y destruye el tejido corporal sano (trastorno autoinmunitario).

Cuando las partes del tubo digestivo permanecen hinchadas o inflamadas, las paredes intestinales resultan engrosadas.

Los factores que pueden jugar un papel fundamental en sufrir la enfermedad de Crohn incluyen:

  • Episodios de diarrea constantes que no responden al tratamiento con medicamentos de venta libre.
  • Los genes y los antecedentes familiares, de hecho las personas que son blancas o de ascendencia judía europea están en mayor riesgo.
  • Los factores ambientales.
  • Tendencia del cuerpo a reaccionar en forma exagerada a bacterias normales en los intestinos.
  • Tabaquismo                                                                                                                                La enfermedad de Crohn puede ocurrir a cualquier edad, aunque  se presenta más a menudo en personas entre los 15 y los 35 años.

Resultado de imaxes para: genes                                                                                             Resultado de imagen de tabaquismo

 

Síntomas

En algunas personas con la enfermedad de Crohn, solo está afectado el último segmento del intestino delgado (íleon). En otras, la enfermedad se limita al colon (parte del intestino grueso). Las zonas que se ven afectadas por la enfermedad de Crohn con mayor frecuencia son la última porción del intestino delgado y el colon. 

Archivo:Illu small intestine español.png

Los signos y síntomas de la enfermedad de Crohn pueden oscilar entre leves y graves.

Se suelen manifestar gradualmente, pero a veces se presentan de forma súbita, sin señales previas. También es posible que tengas períodos sin signos ni síntomas (remisión).

Cuando la enfermedad está activa, algunos signos y síntomas pueden ser:

  • Diarrea
  • Fiebre
  • Fatiga
  • Dolor y cólicos abdominales
  • Sangre en las heces
  • Llagas en la boca
  • Poco apetito y adelgazamiento
  • Dolor o drenaje cerca o alrededor del ano debido a la inflamación de un túnel hacia la piel (fístula).

Además, las personas con enfermedad de Crohn grave también pueden presentar, aunque de forma menos frecuente:

  • Inflamación de la piel, los ojos y las articulaciones.
  • Inflamación del hígado o las vías biliares.
  • Además de retraso en el crecimiento o en el desarrollo sexual, en los niños.

Consulta con el médico si presentas cambios persistentes en tus hábitos intestinales o si tienes varios de los anteriores signos y síntomas.

 

Factores de riesgo

Entre los factores de riesgo para la enfermedad de Crohn se pueden incluir los siguientes:

  • La edad.

La enfermedad de Crohn puede desarrollarse a cualquier edad, pero esta afección suele iniciarse durante la juventud. La mayoría de las personas que desarrolla la enfermedad de Crohn son diagnosticadas antes de los 30 años de edad.

  • Origen étnico.

Aunque la enfermedad de Crohn puede afectar a cualquier grupo étnico, los blancos tienen el mayor riesgo, y esto incluye a las personas de ascendencia judía de Europa Oriental (ashkenazi). Sin embargo, la incidencia de la enfermedad de Crohn está aumentando entre los negros que viven en Norteamérica y el Reino Unido.

  • Antecedentes familiares.

Si algún familiar cercano, como un padre, hermano o hijo, padece esta enfermedad, tienes un mayor riesgo de contraerla. Hasta 1 de cada 5 personas con Crohn tiene un familiar con la misma enfermedad.

  • Tabaquismo.

El tabaquismo es el factor de riesgo controlable más importante para el desarrollo de la enfermedad de Crohn. Fumar también conduce a una enfermedad más grave y a un mayor riesgo de someterse a una cirugía.

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos.

Estos incluyen ibuprofeno (Advil, Motrin IB, y otros), naproxeno sódico (Aleve), diclofenaco sódico (Voltaren) y otros. Aunque estos no causan el Crohn, pueden provocar inflamación del intestino, lo que empeora la enfermedad.

  • Lugar de residencia.

Si vives en una zona urbana o en un país industrializado, es más probable que desarrolles la enfermedad de Crohn. Esto sugiere que los factores ambientales, entre ellos una dieta alta en grasa o alimentos refinados, podrían jugar un papel en la enfermedad de Crohn.

 

Complicaciones

La enfermedad de Crohn puede dar lugar a una o más de las siguientes complicaciones:

  • Obstrucción intestinal.

La enfermedad de Crohn afecta al espesor de la pared intestinal. Con el tiempo, algunas partes del intestino se pueden cicatrizar y estrechar, lo que puede obstruir el paso del contenido digestivo. Es posible que necesites una cirugía para extirpar la parte afectada del intestino.Archivo:Upright abdominal X-ray demonstrating a bowel obstruction.jpg

  • Úlceras.

La inflamación crónica puede provocar llagas abiertas (úlceras) en cualquier parte del tubo digestivo, incluso en la boca, el ano y la zona genital (perineo).

  • Fístulas.

A veces, las úlceras se pueden extender por toda la pared intestinal y generar una fístula, es decir, una conexión anormal entre diferentes partes del cuerpo. Pueden aparecer fístulas entre el intestino y la piel o entre el intestino y otro órgano. En algunos casos, estas se pueden infectar y formar abscesos, que pueden poner en riesgo la vida si no se tratan.File:Physiology and biochemistry in modern medicine (1918) (14781106622).jpg

  • Fisura anal.

Se trata de un desgarro pequeño en el tejido que recubre el ano o en la piel que lo rodea, en donde pueden ocurrir infecciones. Suele estar relacionado con movimientos intestinales dolorosos y puede dar lugar a una fístula perianal, es decir, una abertura anormal en el estómago o los intestinos que permite el escape o filtración de los contenidos.

  • Desnutrición.

La diarrea, el dolor abdominal y los cólicos pueden dificultar la alimentación o la capacidad del intestino de absorber suficientes nutrientes para mantenerte nutrido, además  también es muy común presentar anemia, debido a la deficiencia de hierro o vitamina B-12 que provoca la enfermedad de Crohn.

  • Cáncer de colon.

En el momento en que la enfermedad de Crohn afecta el colon, aumenta el riesgo de presentar cáncer de este. Por lo que en las personas que sufren esta patología se recomienda realizar colonoscopias cada cuatro meses.

  • Otros problemas de salud.

La enfermedad de Crohn puede provocar problemas en otras partes del cuerpo, como trastornos de la piel, osteoporosis, artritis y enfermedades hepáticas o de la vesícula.

  • Riesgos de los medicamentos.

Algunos medicamentos para tratar la enfermedad de Crohn bloquean las funciones del sistema inmunitario, por lo que  están relacionados con un pequeño riesgo de presentar ciertos tipos de cáncer, como linfoma y cáncer de piel. También aumenta el riesgo de infección.

¿Cómo se tarta la enfermedad de Crohn?

El tratamiento, que no es el mismo en todos los casos,  intenta disminuir la inflamación intestinal, evitar brotes de los síntomas y mantenerlo en remisión. Muchas personas con la enfermedad de Crohn necesitan medicinas,  recetadas por su médico,  dependiendo de sus síntomas. Pues, aunque no haya ninguna medicina que cure la enfermedad de Crohn, muchas de ellas pueden disminuir los síntomas.

  • Aminosalicilatos: estas medicinas ayudan a controlar la inflamación. Los médicos usan aminosalicilatos para tratar a las personas recién diagnosticadas con la enfermedad de Crohn que tienen síntomas leves. Algunos de los efectos secundarios comunes de los aminosalicilatos incluyen:

-Diarrea.

-Dolores de cabeza.

-Acidez estomacal.

-Náuseas y vómitos.

-Dolor en el abdomen.

  • Corticoesteroides, también conocidos como esteroides, ayudan a reducir la actividad del sistema inmunitario y disminuyen la inflamación. Estos son recetados por los médicos  a las personas con síntomas moderados o severos. Aunque cuentan con numerosos efectos secundarios:

                    -Pérdida de masa ósea.

                    -Nivel alto de glucosa en  sangre.

                    -Presión arterial alta.

                    -Mayor probabilidad de tener infecciones.

                   -Cambios del estado de ánimo.

                   -Aumento de peso.

                   -Acné

  • Inmunomoduladores: Estas medicinas, compuestas de ciclosporina, reducen la actividad del sistema inmunitario, disminuyendo la inflamación en el tubo digestivo. Los inmunomoduladores, para que surtan efecto,  se deben tomar durante varias semanas, según la recomendación de tu doctor. Aunque son recetados como última opción debido a que causan numerosos efectos secundarios:

-Bajo recuento de glóbulos blancos.

-Cansancio.

-Náuseas y vómitos.

-Pancreatitis.

  • Terapias biológicas: Estas medicinas atacan las proteínas producidas por el sistema inmunitario, neutralizándolas; haciendo que la inflamación en el intestino disminuya notablemente. Las terapias biológicas funcionan rápidamente para ayudar al paciente que sufre de enfermedad de Crohn a entrar en remisión, sobre todo si no responde a otras medicinas. Los médicos suelen recetar estas terapias solo de 6 a 8 semanas en un hospital o en un centro de atención ambulatoria. Los efectos secundarios pueden incluír una reacción tóxica a la medicina y una mayor probabilidad de tener infecciones, particularmente la tuberculosis.

 

  • Reposo intestinal :  Si los síntomas de la enfermedad de Crohn son graves, es posible que se deba reposar el intestino durante unos días o varias semanas. El reposo intestinal implica beber sólo ciertos líquidos o no comer ni beber nada. Durante el reposo intestinal, tu médico puede:

-Pedirte que bebas un líquido que contiene nutrientes.

-Darte un líquido que contiene nutrientes a través de un tubo de alimentación                         insertado en el estómago o el intestino delgado.

-Proporcionarte nutrición intravenosa a través de una sonda especial insertada                       en una vena en el brazo.

  • Cirugía: Además de las medicinas, muchas personas necesitan cirugía como parte del tratamiento. De hecho un estudio hecho por la  organización de Crohn de Gran Bretaña, detectó que casi el 60 por ciento de las personas con esta patología de su país necesitaban cirugía antes de los 20 años de tener la enfermedad de Crohn.  Aunque esta no cura la enfermedad de Crohn, puede mejorar los síntomas y tratar algunas de sus complicaciones, como:

– Fístulas.

-Sangrado que pone en peligro la vida.

-Obstrucciones intestinales.

-Efectos secundarios de las medicinas.

Para casi cualquier cirugía que trate esta enfermedad, se recibe anestesia general y es probable que el paciente esté hospitalizado de 3 a 7 días después de ella. Sin embargo, una recuperación completa puede tomar de 4 a 6 semanas. Las          principales operaciones que se suelen realizar en estos casos son:

-La resección del intestino delgado: se trata de una cirugía para extirpar o sacar parte del intestino delgado, cuando se sufre una obstrucción intestinal o un caso grave de la enfermedad de Crohn en el intestino delgado.

-Colectomía subtotal: Esta, también llamada resección del intestino grueso, es                         una cirugía para extirpar parte del intestino grueso. En el caso de el paciente                           cuente con una obstrucción intestinal, una fístula o una grave inflamación en el                     intestino grueso, puede ser necesario que el cirujano saque esa sección del                               intestino.

 

Alimentación, dieta y nutrición:

Vivir con la enfermedad de Crohn puede ser difícil a veces, pero no hay razón para que alguien con esta patología no pueda tener una vida normal, si sus síntomas están bien controlados.

Cambiar tu alimentación puede ayudar a reducir los síntomas, por lo que el médico puede recomendar a una persona con esta enfermedad una dieta específica, (alta en calorías, sin lactosa, o baja en grasa). 

En el caso de los niños, ellos suelen necesitar una dieta específica, la cual suele ser líquida y reduce el consumo de determinados alimentos.Resultado de imagen de consejos para la familia del paciente con enfermedad de crohn 

 El embarazo

La mayoría de las mujeres que tienen la enfermedad de Crohn pueden tener un embarazo normal y un bebé sano.

Sin embargo, algunos medicamentos para esta pueden dañar al bebé nonato, por lo que en algunos casos los médicos pueden optar por cambiar el tratamiento.

Además, las mujeres pueden tener dificultades para quedarse embarazadas durante un brote, aunque la fertilidad debería volver a la normalidad después de terminado este.

Así mismo algunos medicamentos para la enfermedad de Crohn pueden reducir temporalmente la fertilidad en los hombres.Resultado de imagen de ecografia persona embarazada

 

IMANE AFFANE, 4º B

BLANCA MARTÍNEZ CAMPOS, 4ºA

ANDREA CASTRO BARRIO, 4ºA

CARMEN ABOY REBOREDO, 4ºA

 

Esta entrada foi publicada en Enfermidades, Sen categorizar e etiquetada . Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta