TRIQUINOSIS

Introducción

La triquinosis (también denominada triquinelosis o triquiniasis) es una enfermedad parasitaria ocasionada por el consumo de carne infectada con larvas de un nematodo (gusano redondo intestinal) del género Trichinella.

En zonas geográficas templadas como la Península Ibérica está presente la especie Trichinella spiralis, pero se han descrito otras especies en diferentes áreas geográficas: Trichinella britovi, Trichinella pseudospiralis, Trichinella nelsoni, Trichinella nativa, etc. 

Los principales reservorios del parásito son animales domésticos y animales salvajes, especialmente los carnívoros y omnívoros , pudiendo encontrarse en animales como el cerdo, el jabalí, el oso, el zorro, el perro, el gato, la rata, el caballo, el lobo, la hiena, el chacal, la morsa, el cocodrilo, el leopardo, el león, las aves, etc.

Los principales riesgos son el consumo de carne de:

  • Jabalíes: viven en libertad, no habitan en un espacio controlado higiénicamente y se desconoce su alimentación y su estado de salud en el momento de ser cazados. 
  • Cerdos de explotaciones extensivas destinados a matanza domiciliaria: debido a su eventual alimentación con residuos/desperdicios de matadero o cocina. 

Esta enfermedad no se transmite directamente entre personas. Es poco frecuente en África, y casi no existe en algunos países de Oriente Medio, de Asia e islas del Pacífico, lo cual está directamente relacionado con las prácticas religiosas que prohíben la ingestión de carne de cerdo.

La mortalidad suele ser inferior al 1 %, aunque puede llegar hasta el 40 % si no se diagnostica y se trata rápidamente.

 

 

 

 

 

 

 

Ciclo biológico

La enfermedad se adquiere por la ingestión de carne que contenga larvas enquistadas (quistes) de Trichinella. Una vez ingerida la carne infectada, los jugos gástricos destruyen los quistes de Trichinella y quedan libres las larvas. Las larvas crecen rápidamente y en 2 o 3 días llegan al estadio de adultos ya diferenciados sexualmente. Se produce la fecundación en el intestino delgado del animal. Tras ello, los machos mueren y se expulsan al exterior por las heces. Las hembras atraviesan la pared intestinal y se localizan en el interior de su mucosa. Los huevos maduran en el abdomen de las hembras y al cabo de 5 o 6 días empiezan a eliminar una gran cantidad de larvas vivas, durante un mes aproximadamente. Muchas larvas son expulsadas al exterior, pero una cantidad importante atraviesa la mucosa intestinal y se reparte por todo el cuerpo por vía linfática o sanguínea. Las larvas se localizan fundamentalmente en los músculos estriados de mayor actividad y superior concentración de oxígeno (pilares del diafragma, corazón, lengua, maseteros, abdominales, intercostales, bíceps, cuádriceps, etc.). También pueden afectar a pulmones y cerebro. Las larvas toman forma de espiral en los músculos y se encapsulan, formando un quiste con una o varias larvas (pueden sobrevivir de 5 a 10 años). Con el tiempo, se iniciará un proceso de calcificación. El ciclo se completa cuando se consume esta carne que contiene los quistes. 

 

El periodo de incubación (desde que la larva entra en el organismo hasta que aparece la enfermedad) es de unos 10 días. La infección puede durar de 10 días a un mes.

 

Síntomas

  • Gastrointestinales: vómitos, dolor abdominal, diarrea y anorexia. 
  • Edema de párpados superiores, hemorragias subconjuntivales y retinianas, dolor, fiebre y fotofobia.
  • Dolores musculares (exacerbados con el ejercicio), sed, sudoración, calambres, escalofríos, debilidad y postración. 

Otros síntomas que dependen de la localización del parásito

  • En músculos faríngeos y lengua: dificultad de masticación y deglución y ronquera. 
  • En músculos diafragmáticos e intercostales: trastornos respiratorios. 
  • En musculatura cardiaca: insuficiencia miocárdica. 
  • En cerebro: alteraciones neurológicas, irritación, insomnio, convulsiones y vértigo. 

Fases de los síntomas

  • Intestinal (fijación de hembras, penetración y movimiento de larvas en la mucosa intestinal). 
  • Migración larval (distribución de larvas por la sangre e invasión de músculos estriados).
  • Estado (larvas enquistadas en los músculos). 

 

Diagnóstico

Diagnóstico clínico

Si se produce en forma de brotes epidémicos, el diagnóstico habitualmente es fácil. En casos esporádicos es difícil, sobre todo si los síntomas no son muy intensos. En el hombre, pueden ser orientativos sus antecedentes de consumo de carne de cerdo (u otros carnívoros u omnívoros salvajes) casi cruda o poco cocinada. 

Diagnóstico de laboratorio

Mientras el parásito permanezca en el intestino, no existen pruebas capaces de confirmar el diagnóstico. Los métodos parasitoscópicos que detectan el parásito empleando la biopsia del músculo son: 

  • Compresión (triquinoscopia) entre dos portaobjetos, para observar bajo microscopio quistes con larvas. 
  • Digestión artificial, para observar bajo microscopio larvas moviéndose activamente. 
  • Otros (xenodiagnóstico, histopatología..). 

 

Tratamiento

La mayoría de los casos se curan de forma espontánea y no es necesario tratarlos. Las formas más severas pueden ser más difíciles de tratar, especialmente si se ven afectados los pulmones, el corazón o el cerebro. El tratamiento con benzimidazoles puede actuar sobre las formas intestinales, pero no sobre las formas musculares. En la fase de estado, las medidas terapéuticas son esencialmente sintomáticas y están encaminadas a aliviar los dolores musculares y las manifestaciones de sensibilización toxialérgica:

  • Los analgésicos alivian el dolor muscular. 
  • Los corticoides están indicados para aliviar los síntomas sólo en casos graves de reacción inflamatoria por afección del sistema nervioso central o del corazón.

Prevención

El objetivo principal de todas las medidas preventivas es proteger al hombre de la infestación.

En las explotaciones ganaderas:

  • No alimentar a los cerdos con residuos de comidas. 
  • Buena higiene, control y eliminación de roedores. 
  • Eliminar convenientemente los cadáveres de cerdos u otros animales. 
  • Evitar que los cerdos tengan acceso a la basura y a las ratas. 
  • Notificar las sospechas de infestación a las autoridades veterinarias. 

En los mataderos:

  • Controles oficiales sistemáticos para descartar la presencia de triquinas en la carne. 
  •  Eliminación del cadáver si hay presencia de triquinas. 
  • Control sanitario de matanzas domiciliarias, cacerías y monterías. 

En los consumidores: 

  • Consumo de carne procedentes de establecimientos autorizados. 
  • Cocinar adecuadamente la carne procedente de la caza, los cerdos y otros animales (el parásito puede ser bloqueado mediante la cocción a temperaturas superiores a 77 ºC durante 30 minutos, la radiación y la congelación). 
  • La salazón, el ahumado y la desecación no bloquean al parásito. 
  • Entregar a la autoridad sanitaria los alimentos sospechosos, nunca arrojarlos a la basura.

 

Aspectos epidemiológicos en países del mundo

Durante los años 1994-2003 fueron atendidos en el Hospital de Enfermedades Infecciosas Francisco J. Muñiz de Buenos Aires, Argentina, 127 pacientes con diagnóstico de triquinosis. El 61% de los pacientes eran de sexo masculino, con edad promedio de 32 años, 20 de ellos menores de 18 años. El 85% de los pacientes y el alimento consumido provenían de la provincia de Buenos Aires. De estos el mayor número de casos (22%) correspondió a un brote ocurrido en la localidad de Monte Grande en 1999. El resto de los pacientes provenían de la ciudad de Buenos Aires y de otras provincias. En todos los casos el alimento implicado fue la carne porcina; el 84% de los casos como alimento procesado en forma de embutido y 16% como carne fresca. El 46% de los casos se produjo por el consumo de alimentos adquiridos en forma comercial, producidos por pequeños comerciantes dedicados a la comercialización de productos cárnicos sin un adecuado control sanitario. El 54% restante correspondió al consumo de alimentos distribuidos en forma no comercial (consumo de tipo familiar).

En Estados Unidos la triquinosis se ha mostrado en progresiva disminución desde 1947. En el período 1971-1996 se han registrado 236 casos, siendo la carne de cerdo la causa en el 60% de los casos, la de oso en el 31% y el resto, la de otros animales tales como lobos marinos. En España ha habido epidemias de triquinosis, también causadas por carne de cerdo y de oso. Por su parte, un grupo de especialistas internacionales ha estado preocupado de estudiar y difundir recomendaciones sobre métodos de control de la Trichinella en animales domésticos y silvestres destinados al consumo humano.

La infección del hombre y algunos animales por Trichinella spiralis ha sido registrada en Chile desde fines del siglo XIX. De acuerdo a la información disponible en los últimos cinco decenios han ocurrido importantes epidemias de triquinosis en Antofagasta, Santiago y Temuco, las que han afectado a cerca de un centenar de personas, incluido un caso mortal.

 

Aspectos epidemiológicos en España

Temporadas 1994/1995 a 2005/2006

Durante las 12 temporadas estudiadas se declararon 29 brotes de triquinosis, con un total de 872 expuestos; 394 casos; 109 hospitalizaciones y ninguna defunción. Durante este período de tiempo se notificaron también dos casos aislados, uno asociado a consumo de carne de jabalí en ámbito familiar y Trichinella spiralis como agente identificado (Toledo,1995) y un segundo caso donde no consta el tipo de alimento consumido ni la identificación de especie de Trichinella (Sevilla, 1996).

Distribución espacial y temporal:

Del total de los 29 brotes, 9 afectaron a más de una Comunidad Autónoma. Analizando la distribución geográfica por Comunidades Autónomas, destacan Castilla-La Mancha, Castilla y León y Extremadura con cinco brotes cada una. En todo el período estudiado no se detectó ningún brote en Canarias, Comunidad Valenciana, Galicia, Islas Baleares, Murcia, País Vasco, Ceuta y Melilla. Si se considera la distribución espacial por provincias, se encuentra en primer lugar Cáceres con cinco brotes, seguida de Toledo y Jaén con tres.

 

Respecto a la distribución estacional, la aparición de brotes en el período estudiado se concentra entre los meses de noviembre a mayo del año siguiente, no detectándose brotes en el resto de meses. El mes de enero es el que presenta una mayor frecuencia de brotes y casos, con un total de 11 brotes y 125 casos.

Alimento implicado, agente etiológico y territorio epidémico:

El alimento consumido fue jabalí en 23 brotes, cerdo en cinco y desconocido en uno. El agente etiológico identificado, en muestras cárnicas y/o muestras biológicas procedentes de los casos, fue Trichinella spiralis en 13 brotes, Trichinella britovi en ocho y no se identificó especie en ocho. La mayoría de los brotes tuvieron lugar en el ámbito familiar, mientras que se constató la venta comercial del producto en cuatro brotes, siendo desconocido en un brote. Los brotes en los que se realizó distribución comercial fueron Jaén, Granada, Toledo y León.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Noticia reciente en Galicia:

https://www.club-caza.com/actualidad/actualver.asp?nn=10298

 

Publicado en Enfermidades | Deixa un comentario

LA DIABETES



 

¿QUÉ ES LA DIABETES?

 

La diabetes es una enfermedad crónica que se produce cuando el páncreas no genera la cantidad de insulina suficiente, un tipo de hormona que regula el nivel de azúcar (glucosa) en sangre, o cuando el organismo no utiliza eficazmente esta. 

File:Glucosa - Insulina diabetes.jpg - Wikimedia Commons

https://www.youtube.com/watch?v=_uArHI0QIYQ

 

EPIDEMIOLOGÍA:

El número de personas con esta patología a nivel mundial, según informes de la OMS, ha aumentado, especialmente en los países de ingresos medianos y bajos,  de 108 millones en 1980 a 422 millones en 2014; es decir que la cifra de adultos diabéticos ha pasado de ser del 4,7% al 8,5%. A causa de ella el número de fallecidos fue, en el pasado año 2019, de 41 millones en todo el mundo; aunque, sin lugar a duda, China se trata  del país más afectado, seguido por India, Estados Unidos, Paquistán, Brasil, México, Indonesia, Alemania, Egipto y Bangladesh. Situándose como una de las cuatro principales causas de muerte globalmente, junto al cáncer, diversas enfermedades isquémicas del corazón, los infartos, las infecciones de las vías respiratorias…

Mientras que en España, basándonos en la última Encuesta Nacional de salud del año 2001, el porcentaje de diabéticos diagnosticados es del  5,6% de la población general (concretamente de un 16% en aquellos que superan los 65 años). Una cifra que contrasta notablemente con el  4,1% de personas que sufrían esta patología, obtenido en el anterior estudio en el año 1993. Se estima que en las próximas décadas el número de diabéticos aumentará notablemente, pues esta enfermedad incrementa en los grupos de mayor edad, con exceso de peso y que llevan a cabo una vida totalmente sedentaria.

Pese a todo debe tenerse en cuenta que, aproximadamente, por cada paciente diabético conocido, sobre todo de tipo 2 (pues esta enfermedad produce síntomas leves), hay otro que sufre la misma patología, pero que sin embargo  no ha sido diagnosticada.File:P diabetes given glu.png - Wikipedia

 

DIAGNÓSTICO DE PERSONAS CON RIESGO DE SUFRIR DIABETES:

Según diversos estudios, se ha demostrado que las personas con más probabilidades de sufrir cualquier tipo de esta enfermedad crónica, conocida como diabetes mellitus, son aquellas que cumplen uno o varios de estos factores de riesgo:

  • Ser mayor de 45 años, por lo que se recomienda acudir a hacerse un chequeo cada  3 años.
  • Poseer antecedentes de diabetes gestacional, intolerancia a la glucosa o  contar con la glucosa basal alterada, en mayor o menor grado; de forma que se aconseja acudir a una revisión cada año.
  • Haber dado a luz a hijos nacidos con un peso corporal de más de 4 kg o 4,5 kg.
  • Contar con exceso de peso; es decir según el índice de masa corporal, el cual establece como límite  27 kg/m².
  • Tener hipertensión arterial.
  • Exceder los triglicéridos de una persona los 250 mg/dl.
  • Ser el colesterol HDL de una persona menor o igual a 35 mg/dl.
  • Poseer familiares cercanos con diabetes de primer grado.

Contar con uno de estos factores de riesgo y síntomas, como una excesiva excreción de orina (poliura), repentina pérdida de peso, continua sed…, implica un posible caso de diabetes; para lo que se realizan las siguientes pruebas de diagnóstico, cuyo objetivo es determinar los niveles de glucosa en sangre:

  • Test de glucemia basal, que consiste en un análisis de sangre en ayunas; es decir luego, como mínimo, de 8 horas tras la última ingesta de alimentos. De forma que si  la concentración de glucosa plasmática en sangre medida es superior a 126 mg/dl podemos hablar de un caso de diabetes.

libre de regalías diabético fotos descarga gratuita | Piqsels

  • En la prueba de tolerancia a la glucosa o curva de azúcar, la cual es realizada a el paciente en ayunas, se toma una primera muestra de sangre y luego se le administra una bebida, que contiene 75 gramos de glucosa. Tras lo que se toma una muestra de sangre, una hora después de la ingesta, y finalmente otra a las dos horas de esta, la cual ,si cuenta con unos niveles de glucemia que superan los 200 mg/dl, sirve para diagnosticar esta patología. 
  • Medición de la hemoglobina glicosilada (HbA1c), una variante de la hemoglobina normal que aumenta su abundancia en el momento que existe el más mínimo  exceso de glucosa en la sangre.  Según la proporción de HbA1c, que representa de manera aproximada el promedio de glucosa en sangre del paciente en los últimos dos o tres meses, se puede diagnosticar la diabetes; al ser estes valores superiores a 6,5%.

Glucosa y Hemoglobina glicosilada ( HbA1c ) | Uso de la medi… | Flickr

Normalmente solo una de estas pruebas de diagnóstico no es suficiente para obtener un resultado fiable ni definitivo, salvo que además de los indicadores de glucemia el paciente presente otros síntomas característicos de la diabetes. Por lo que habitualmente se repiten estas pruebas o se combinen varias, con el objetivo de confirmar el diagnóstico.

Además, para determinar el tipo de diabetes, en ocasiones también es necesario sumar a una de estas tres pruebas otras adicionales.

 

TIPOS DE DIABETES:

– La diabetes tipo 1, se trata de una enfermedad autoinmune crónica, la cual  se caracteriza porque el páncreas pierde la capacidad de generar insulina, la hormona que regula la hiperglucemia. De forma que las personas que la padecen,  entre el 5% y el 10% de las personas con diabetes en el mundo, necesitan de la administración de insulina a diario de por vida.

Actualmente no se conoce por completo el origen de esta respuesta autoinmune, que se suele iniciar durante la infancia o adolescencia, aunque si se sabe que las posibilidades de desarrollarla están relacionadas  con  cierto componente genético. Además para desencadenar la diabetes de tipo 1, la que acabará destruyendo las células beta de los islotes de Langerhanses (las regiones del páncreas encargadas de producir las hormonas que regularán la cantidad de glucosa en la sangre), probablemente es necesario  un determinado componente ambiental.

Generalmente esta enfermedad comienza en edades tempranas (por lo que se conoce como diabetes infanto-juvenil), aunque una pequeña parte de los casos pueden producirse ya en edad adulta, lo que dificulta su detección.

Diabetes Azúcar En La Sangre - Foto gratis en Pixabay

La diabetes, tanto del tipo 1 como la diabetes tipo 2, no tiene consecuencias sobre la fertilidad si se lleva un adecuado control de la glucemia con el tratamiento, por lo que las mujeres con diabetes podrán quedar embarazadas con normalidad. Una mujer que posee de diabetes tipo 1 puede tener un buen desarrollo de la gestación, aunque para esto el embarazo debe ser planificado de forma adecuada, por la paciente y un equipo de expertos endocrinos y ginecólogos. Debido a que en este periodo las necesidades de control glucémico de la madre con diabetes sufren un cambio significativo. De forma que será necesario adaptar las cantidades de hidratos de carbono ingeridas, pues el organismo, para un correcto desarrollo del feto, tratará de aumentar sus reservas de energía.

Los principales síntomas, los cuales pueden aparecer de forma totalmente repentina, que sirven como indicadores de un posible caso de diabetes tipo 1 son:

  • Una excesiva excreción de orina, lo que se conoce como poliuria.
  • Continua sed (polidipsia).
  • Sensación constante de hambre, es decir polifagia.
  • Pérdida repentina de peso.
  • Cansancio continuo.
  • Trastornos de la visión

Archivo:Main symptoms of diabetes es.svg - Wikipedia, la ...

El tratamiento para la diabetes tipo 1 trata de suplir la insuficiente producción de insulina por parte del páncreas, por lo que esta hormona tiene ser inyectada a diario según las necesidades específicas de cada paciente. Para lo que se lleva a cabo la terapia basal-bolo, la cual consiste en aplicar sobre el diabético de 4 a 6 inyecciones al día,de distintos tipos de insulina, unas de acción lenta cuyo objetivo es mantener un mínimo de la hormona en la sangre que permita a las células utilizar la glucosa de la sangre y otras de acción rápida (con cada comida), de forma que se asegure la asimilación de los hidratos de carbono ingeridos.

Archivo:Insulin Delivery Devices-es.png - Wikipedia, la ...

 Para evitar las hiperglucemias, además de las hipoglucemias, la persona diabética tiene que aprender a adaptarse a cambios puntuales en su organismo, a causa de una modificación en su dieta o la realización de ejercicio físico; modificando la dosis de insulina que debe de inyectarse.

Así mismo, una parte fundamental del tratamiento de la diabetes tipo 1 es el riguroso control de la alimentación. Pues las personas que sufren esta patología, además de llevar a cabo una alimentación saludable y equilibrada, deben de ingerir una cantidad fija de hidratos de carbono en cada comida; de forma que el nivel de glucosa se mantenga en valores normales.

 

https://www.youtube.com/watch?v=fazeCkUgkwQ

– La diabetes de tipo 2 (también llamada no insulinodependiente o de inicio en la edad adulta), la cual representa la mayor parte de los casos mundiales, se debe a una combinación de una serie de factores genéticos y metabólicos. Estos factores son los que intervienen en la insuficiente producción de insulina o en el mal funcionamiento de la misma que provoca el incremento de los niveles de azúcar en sangre, con el consiguiente riesgo de complicaciones. Entre ellos destacan principalmente los siguientes:

  •  Peso corporal excesivo, uno de los rasgos más características con los que suelen contar las personas que sufren esta patología.
  •  Inactividad física o sedentarismo. 
  •  La edad, pues el riesgo de padecer este tipo común de diabetes mellitus es mayor a medida que se incrementa la edad. De ahí a que normalmente tenga lugar en los adultos, aunque en la actualidad también se está manifestando en niños.
  •  Los antecedentes familiares incrementan, de 2 a 6 veces, las probabilidades de una persona de sufrir diabetes tipo 2. 
  •  Poseer el síndrome del ovario poliquístico, un trastorno  que afecta a los ovarios y que se asocia con una resistencia a la insulina, por lo que las mujeres que lo sufren tienen más opciones de desenvolver esta patología.
  •  El tabaquismo.
  •  Formar parte de determinadas etnias.
  •  Haber sufrido diabetes gestacional.
  •  Contar con la presión sanguínea alta es uno de los principales factores de riesgo que incrementa las posibilidades de contar con este tipo de diabetes mellitus.

 

Los síntomas de la diabetes tipo 2 son muy similares a los de la diabetes de tipo 1, aunque a menudo de menor intensidad. En consecuencia, la enfermedad puede diagnosticarse solo cuando ya tiene varios años de evolución y han aparecido complicaciones; como serían un infarto cardíaco o cerebral y complicaciones en los riñones, los ojos, el corazón o los propios nervios.

Generalmente el tratamiento para esta enfermedad consiste en un cambio de estilo de vida, controlando la alimentación para reducir la ingesta de alimentos hipercalóricos y, en concreto, de azúcares libres; además de incrementando el nivel de actividad física. Esto suele ser suficiente para mantener controlados los niveles de glucemia; aunque para los diabéticos de tipo 2 de más gravedad también puede ser necesario algún medicamento oral que ayude a reducir la hiperglucemia o a sensibilizar el cuerpo a la acción de la insulina, además de inyecciones de insulina.

Página 2 | libre de regalías tratamiento de la enfermedad fotos ...

 

– La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que destaca por su gran similitud con la diabetes tipo 2, aunque sin embargo esta solo afecta a aquellas mujeres embarazadas que no padecen esta patología (entre un 5% y un 10% en España).  Esto se debe a que el embarazo supone un gran esfuerzo metabólico para el cuerpo de la madre, además de por otros factores de riesgo como son:

  •  Los antecedentes de diabetes, familiares o en embarazos anteriores. 
  • Haber tenido numerosos abortos anteriores al actual embarazo.
  • Superar la edad de 35 años.
  •  Padecer síndrome de ovario poliquístico
  • Haber tenido fetos con algún tipo de malformación en gestaciones anteriores.
  • Sufrir de obesidad, en mayor o menor grado.

 Todo esto que causa en ocasiones una cierta resistencia a la insulina por parte del organismo de la mujer, debido a una serie de hormonas producidas por la placenta. De forma que el páncreas se ve obligado a aumentar considerablemente la producción de insulina para conseguir  que la glucosa penetre al interior de las células y se reduzca su acumulación en la sangre. Sin embargo este órgano, en algunas ocasiones, es incapaz de reducir la glucemia, al no poder secretar la suficiente cantidad de hormona. Por lo que  la embarazada normalmente tiene que mantener un estricto control de la dieta, con el fin de evitar hipoglucemias, y realizar más actividad física; exceptuando en los casos en los que otra patología lo contraindique. Sin embargo en ocasiones, debido a la gravedad de esta enfermedad o las dificultades del feto, puede ser necesario que la embarazada tenga que recurrir como tratamiento a la administración de insulina, mediante inyecciones y de forma mucho menos común en forma de comprimidos orales. Los correctos niveles de glucemia, que se miden con un glucómetro, que debe mantener una paciente de diabetes gestacional son los siguientes, de forma aproximada:

  • Inferior a 95 mg/dL antes de las comidas o en ayunas, es decir tras 8 horas sin ingerir alimentos con hidratos de carbono.
  • Una hora después de la ingesta de alimentos  el valor de glucosa no debe superar los 140 mg/dL.
  • Menor de 120 mg/dL, luego de que pasen dos horas de la comida realizada.

El Medidor De Glucosa Embarazo - Foto gratis en Pixabay

La hiperglucemia, en el caso de la diabetes gestacional, la cual suele aparecer durante el segundo y tercer trimestres de la gestación,  se diagnostica mediante un análisis de los niveles de glucosa en sangre. Este, que se lleva a cabo alrededor de las semanas 24 a 28 del embarazo, sirve como indicador de la presencia de esta  enfermedad;  ya que los síntomas con los que cuenta esta diabetes similar a la de tipo 2 suelen ser leves y por tanto normalmente son confundidos con los cambios fisiológicos habituales propios de la gestación.

Estos niveles elevados de glucosa en la sangre, los cuales son transmitidos a través de la placenta de la mujer gestante a la sangre del feto, provocan habitualmente consecuencias para la salud de ambos:

  •  Un mayor riesgo de que tengan lugar algunas complicaciones durante el embarazo y el parto; como preeclampsia (elevada tensión arterial), polihidramnios (aumento en exceso del líquido amniótico, parto prematuro e infecciones vaginales y urinarias. A  causa de que el feto crecerá más de lo habitual debido a la superabundancia de nutrientes; pudiendo él llegar incluso a superar los 4 kilogramos de peso, lo que se conoce con el nombre de macrosomía. Este fenómeno hace que posteriormente, a lo largo de su vida, el feto cuente con más posibilidades de padecer sobrepeso.
  • El feto probablemente sufra de retraso en la maudración, ictericia neonatal, sufrimiento fetal …
  • Las mujeres que sufren de diabetes gestacional tienen más riesgo de desarrollar preeclampsia, que se caracteriza por una presión arterial excesivamente alta y que puede dañar a los riñones.
  • Tanto la madre como el feto que han sufrido de diabetes gestacional poseen bastantes posibilidades de desarrollar diabetes tipo 2, a lo largo de sus vidas; a pesar de que la diabetes gestacional suela remitir una vez finalizado el período de embarazo y el posterior parto.

 

La diabetes gestacional suele desaparecer tras el nacimiento del bebé (concretamente el 95% de los casos), por lo que el tratamiento después del parto depende de que se normalicen los niveles de glucosa en sangre de forma espontánea. Para lo que intervienen de forma positiva tanto la lactancia materna como la actividad física; ayudando a eliminar la resistencia a la insulina y prevenir la aparición de diabetes tipo 2 más adelante.

 

La diabetes tipo MODY, la cual recibe este nombre debido a sus siglas en inglés  “Maturity-Onset Diabetes of the Younges” y también es designada como diabetes del adulto de inicio juvenil, destaca por ser uno de los tipo más inusuales de esta patología, representando de un 1% a un 5% de los casos. Sin contar todos aquellas personas que la sufran y no estén diagnosticados, a causa de su rareza.

Esta enfermedad, al igual que la diabetes mellitus neonatal, pertenece al inusual tipo monogénico. Pues  su origen, a diferencia de la diabetes tipo 1 y tipo 2, en las que intervienen  factores medioambientales y a la acción de diversos genes, se debe únicamente a una mutación  en el gen autosómico dominante; que da lugar a una alteración en la producción de insulina, por parte del páncreas.

Los primeros síntomas de la diabetes tipo MODY, los cuales no están relacionados de ninguna forma con el estilo de vida, peso o grupo étnico del paciente, aparecen generalmente en jóvenes menores de 25 años, de ahí su característica forma de denominarse.

Multiple endocrine neoplasia type 1 - Wikipedia

 

– La diabetes tipo LADA, también denominada como diabetes autoinmune latente en adultos, actualmente no está clasificada; pues aún se están llevando a cabo diversas investigaciones que permitan a los científicos identificar las diferencias que esta patología presenta respecto a las de tipo 1 y 2. Sin embargo lo que sí se conoce es que la diabetes tipo LADA se trata de una enfermedad autoinmune de origen genético; que provoca  que el sistema inmunológico de los que la padecen ataque, de forma progresiva, a las células que producen insulina en el páncreas

Sus síntomas destacan por su gran similitud con los que padecen las personas con diabetes tipo 1 o tipo 2, aunque con una menor intensidad, entre los cuales se encuentran orinar en exceso, sensación de sed constante o pérdida de peso de forma repentina. Estos habitualmente hacen que las personas con diabetes tipo LADA sean diagnosticadas, generalmente entre los 30 y los 50 años, de forma errónea. Aunque el peso de los que la padecen se encuentra entre valores totalmente normales, es decir que, al contrario que en el caso de la diabetes tipo 2, esta patología no no tiene ninguna relación con la obesidad.

Diabetes - Wikipedia

FUENTES DE LAS QUE PROCEDE LA INFORMACIÓN:

  • OMS
  • FEDE (Federación Española de Diabetes)
  • National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases
  • Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social
  • News medical

Carmen Aboy Reboredo

Publicado en Enfermidades | Deixa un comentario

Síndrome de Diógenes

SÍNDROME DE DIÓGENES(O DE ACUMULACIÓN)

Es un trastorno del comportamiento que se caracteriza por el total abandono personal y social, así como por el aislamiento voluntario en el propio hogar y la acumulación en él de grandes cantidades de basura y desperdicios domésticos. Aunque no debemos confundirlo con el trastorno por acumulación con otros del espectro de las adicciones como por ejemplo, las compras compulsivas.

Síndrome de Diógenes: ¿Qué es?, Causas, Síntomas, Diagnóstico y ...

CAUSAS

El síndrome de Diógenes afecta, sobre todo, a personas mayores de 65 años, pero normalmente suele ser una enfermedad que aparece como consecuencia de otras patologías previas, como el trastorno de personalidad obsesivo-compulsivo, o por otras conductas  que pueden agravarse como el coleccionismo u otras causas.

Al menos la mitad de los pacientes que padecen esta enfermedad sufren alguna clase de enfermedad mental: los diagnósticos relacionados más frecuentes suelen ser la demencia, la depresión psicótica y trastornos de personalidad.

Esta enfermedad es más común en mujeres que en hombres, sobre todo en aquellas que están viudas.

CARACTERÍSTICAS 

-Se encuentran socialmente aislados, pues suelen ser personas que viven solas y que han ido rompiendo progresivamente cualquier contacto con las personas de su alrededor.

Acumulación ingente de objetosaparentemente estos son inservibles pero ellos les otorgan una importancia sobrevalorada y sienten que deben atesorarlos, son incapaces de diferenciar cuales son relevantes y cuales no.

Esta acumulación suele apoyarse en ciertos pensamientos intrusivos que tienen que ver con la posibilidad de no tener lo que necesitan en situaciones futuras de pobreza por ejemplo. Existe un temor intenso a fallar (por ejemplo: a tirar algo que podría necesitarse), por lo que la acumulación es también un modo de no enfrentarse a la posibilidad de equivocarse.

FACTORES DE RIESGO 

-La soledad

-Dificultades económicas

-Muerte de un familiar

PREVENCIÓN 

Para prevenir este tipo de patología es importante la vigilancia de la familia. Es decir, el control y la observación, sobre todo, en el caso de las personas mayores que viven solas.  Se debe prestar especial atención en los casos en los que la persona tiene tendencia al aislamiento o comienzan a mostrarse descuidados.

DIAGNÓSTICO 

Para diagnosticar esta enfermedad es esencial que sea la propia familia la que informe sobre la situación, ya que el paciente no lo hará por si mismo. Del mismo modo, el especialista debe, en primer lugar, detectar si sufre de síndrome de Diógenes o, por el contrario, sólo se trata de un trastorno obsesivo compulsivo de la personalidad.

Los pacientes de la segunda patología, suelen tener una conducta egosintónica y, en la mayoría de los casos, alegan una potencial utilidad de los objetos que guardan. Se diferencia del síndrome de Diógenes en que suele ser una conducta que no pasa de los límites de su vida privada por lo que sólo es conocida por su entorno familiar.

Por tanto, es esencial un seguimiento del paciente para observar sus patrones de comportamiento y de esta manera poder detectar la enfermedad, ya que este síndrome cuenta con un 46 por ciento de mortalidad en los 5 años siguientes a ser diagnosticada

TRATAMIENTO

El tratamiento para estas personas va dirigido a tratar las posibles complicaciones derivadas del mal estado nutricional e higiénico. Sin embargo, acto seguido es necesario instaurar medidas preventivas para que el cuadro no vuelva a repetirse. Para ello se necesita un apoyo social suficiente o de asistencia domiciliaria y evitar la hospitalización.

El problema es que los propios afectados suelen rechazar la ayuda social. Si no están incapacitados por motivo de alguna patología psiquiátrica de base o una demencia, no pueden ser ingresados sin su consentimiento,  por lo que termina volviendo a su tipo de vida anterior.

https://www.rioja2.com/n-140860-3-aislamiento-insostenible-por-una-vecina-con-sindrome-de-diogenes/

 

Publicado en Enfermidades | Deixa un comentario

La clasificación de las enfermedades

LA CLASIFICACIÓN DE LAS ENFERMEDADES

La clasificación de las enfermedades tiene sus orígenes en el año 1850. La primera edición, conocida como la Lista Internacional de las Causas de Muerte, fue realizada por el Instituto Internacional de Estadística en 1893. La OMS (Organización Mundial de la Salúd) asumió la responsabilidad de la CIE (Clasificación internacional de Enfermedades) de su creación en 1948 cuando se publicó la Sexta Revisión, cuya publicación incluía por primera vez las causas de morbilidad.

Morbilidad: Cantidad de personas que enferman en un lugar y un período de tiempo determinados en relación con el total de la población.

La Asamblea Mundial de la Salud de OMS adoptó en 1967 el Reglamento de Nomenclaturas que estipula el uso de CIE en su revisión más actual por todos los Estados Miembros.

La CIE-10 (es el acrónimo de la Clasificación internacional de enfermedades, 10.ª edición correspondiente a la versión en español de la versión en inglés ICD) constituye uno de los estándares internacionales más usados para elaborar estadísticas de morbilidad y mortalidad en el mundo.

Las enfermedades se clasifican según diferentes criterios, por ejemplo, la duración:

  • Si son agudas, si se inician de forma brusca y evolucionan de forma rápida en días.
  • Si son crónicas, es decir, persisten en el tiempo y su curso es lento.

En otros casos, se utilizan criterios como la localización (del sistema nervioso, locomotor…) o la causa. Pero la clasificación más usada es la Clasificación Internacional de Enfermedades, su objetivo es comparar los datos de diferentes países o áreas, épocas:

Andrea C

noticia

vídeo

vídeo

ENFERMEDADES PROFESIONALES:

Enfermedad laboral (o enfermedad profesional): Enfermedad que se produce por el ejercicio de una actividad laboral o por la exposición a agentes químicos o físicos en el puesto de trabajo.

Enfermedades en la voz

-Afonía profesional: es la pérdida de la voz (temporal) o la incapacidad de hablar.

– Disfonía profesional: se llama también ronquera y es un trastorno de la voz que no supone la pérdida total (afonía).

La mayoría de trastornos vocales se han asociado generalmente a factores individuales de las personas trabajadoras incluso en ocasiones a causas del género sin tener en cuenta otros  factores como los ambientales y organizativos de las empresas. Cuales son éstos:

Factores externos:

– Factores ambientales inadecuados: Falta de humedad ambiental, exceso de frío o calor, polvo…

– Condiciones del espacio de trabajo: Ruido.

– Factores organizativos: Sobrecarga de trabajo, no realizar pausas que nos permitan recuperar físicamente los músculos.

Factores individuales:

– Volumen de voz demasiado alto.

– Inspirar constantemente por la boca y de forma incorrecta o insuficiente.

– Articulación rápida y pobre sin marcar las letras y vocales.

– Utilizar tonos de voz demasiado graves o demasiado agudos.

– Estar tenso, estresado y contracturado.

– Malos hábitos como fumar, beber alcohol y no dormir suficientemente porque aumenta la fatiga.

¿Qué profesiones están más expuestas?

– Docentes.

– Operadores de telemarketing.

– Comerciales y asesores.

¿Cómo prevenir los trastornos de la voz durante el trabajo por parte de la empresa?

– Articula los sonidos de forma correcta y amplia, logrando un mayor alcance de la voz, dando reposo a los órganos de fonación y permitiendo que se comprenda mejor el discurso.

– Emplea un ritmo de emisión vocal correcto, ni excesivamente rápido ni monótono.

– Controla la postura mantén la espalda recta, los hombros hacia atrás y la barbilla relajada, al estar sentado no cruces las piernas.

– Intenta no hablar mientras estés realizando algún esfuerzo físico.

– Evita gritar y no forzar la voz.

– Ser conscientes de la respiración abdominal o diafragmática cuando hables.

– Beber agua en pequeñas cantidades frecuentemente.

– Procurar no tomar bebidas excesivamente frías o calientes.

– Procura no consumir tabaco, cafeína, bebidas alcohólicas y especias picantes afectan a la voz.

– Dejar descansar la voz durante las pausas y evitar las exposiciones prolongadas (especialmente si ya se padece alguna alteración en la voz). En caso de irritación de garganta, es mejor tomar caramelos de miel o cítricos, que de menta.

BOE: enfermedades profesionales

Publicado en Enfermidades | Etiquetado | Deixa un comentario

Energías No Renovables

 

Las energías no renovables o energías convencionales son aquellas fuentes de energía que se encuentran en la naturaleza en cantidades limitadas, que, una vez consumidas en su totalidad, no pueden sustituirse, ya que no existe sistema de producción o de extracción económicamente viable.

Hay dos tipos de energías:

  • Combustibles fósiles.
  • Combustibles nucleares.

 

Combustibles fósiles

Un combustible fósil es aquel que procede de la biomasa producida en eras pasadas, que ha sufrido enterramiento y tras él, procesos de transformación, por aumento de presión y temperatura, hasta la formación de sustancias de gran contenido energético, como el carbón, el petróleo, o el gas natural.

El combustible fósil puede utilizarse directamente, quemándolo en hornos, estufas, calderas y motores, para obtener calor y movimiento. También puede usarse para producir electricidad en centrales térmicas o termoeléctricas. En ellas, mediante el calor generado al quemar estos combustibles se obtiene vapor de agua, que, conducido a presión, es capaz de poner en funcionamiento un generador eléctrico, normalmente una turbina.

Ventajas

  • Facilidad de extracción.
  • Gran disponibilidad temporal.
  • Comparativamente barato.

Desventajas

  • Emisión de gases contaminantes en la atmósfera que resultan tóxicos para la vida.
  • Posibilidad de terminación de reservas a corto y medio plazo.
  • Disminución de disponibilidad de materias primas aptas para fabricar productos, en vez de ser quemadas.

Impacto medioambiental

La quema de combustibles fósiles puede generar la acumulación de desechos sólidos, los cuales tienen un impacto negativo sobre el medio ambiente. Estos desechos requieren espacios adecuados en los que pueden ser contenidos y tratados apropiadamente, por lo que es necesario contar con apoyo financiero.

– El incremento del efecto invernadero, que produce calentamiento global y cambios climáticos.

– Acumulación de desechos sólidos.

– Lluvia ácida.

– Implicaciones para la salud.

– Cambios en el balance ecológico.

Combustibles nucleares

Los combustibles nucleares pueden ser el uranio, el plutonio y, en general, todos los elementos químicos visibles adecuados para la operación de reactores (se trata de elementos capaces de producir energía por fisión nuclear). La energía nuclear se utiliza para generar electricidad en centrales nucleares. El procedimiento de producción es muy semejante al que se emplea en las centrales termoeléctricas. Difiere en que el calor no se genera por combustión, sino mediante fisión de materiales.

Ventajas

  • Producción continua de energía abundante.
  • Ausencia de emisiones de gases de efecto invernadero durante su funcionamiento.

Desventajas

  • Reservas limitadas de materias primas para obtención de estos satisfactores energéticos.
  • Generación de residuos radiactivos potencialmente nocivos durante miles de años.
  • Catástrofes ambientales graves en caso de accidente.
  • Desarrollo tecnológico no vanguardista en algunas centrales nucleares.

 Impacto medioambiental

Todas las fuentes energéticas tienen una repercusión medioambiental en algún momento de su ciclo de producción. Las dos únicas fuentes disponibles en la actualidad que no emiten gases de efecto invernadero en su operación son las energías renovables y la energía nuclear.

Las energías renovables son necesarias pero complementarias, no pueden sustituir a medio plazo la generación nuclear y la energía nuclear es hoy en día la única fuente capaz de suministrar grandes cantidades  de electricidad sin contribuir de forma significativa al cambio climático.

La industria nuclear ha desarrollado importantes esfuerzos y ha puesto en marcha los mecanismos adecuados para garantizar que sus posibles riesgos medioambientales (emisión de radionucleidos y gestión de residuos radiactivos) se mantengan muy por debajo de los límites establecidos por organismos reguladores independientes y la administración.

Publicado en Enerxias | Deixa un comentario

Más allá del Sistema Solar

                Vida más allá de la Tierra

Una señal electrónica viaja desde el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, situado en Pasadena, California, hasta un vehículo robótico adherido a la cara inferior de la capa de hielo de 30 centímetros de grosor que cubre un lago de Alaska. El faro del vehículo se enciende. «¡Funciona!», exclama John Leichty, un joven ingeniero del LPC, acurrucado en el interior de una tienda plantada a escasa distancia sobre el hielo. Quizá no parezca una gran hazaña tecnológica, pero podría ser el primer pequeño paso hacia la exploración de una luna lejana.

Más de 7.000 kilómetros al sur, la geomicrobióloga Penelope Boston avanza por una oscura caverna de México a más de 15 metros de profundidad, con el agua turbia hasta las rodillas. Como los otros científicos que la acompañan, Boston lleva máscara y botella de oxígeno para protegerse del sulfuro de hidrógeno y el monóxido de carbono, dos gases tóxicos que impregnan gran parte del aire de la cueva. El agua que discurre alrededor de sus pies contiene ácido sulfúrico. De repente, su linterna frontal ilumina una gota alargada de fluido denso y semitransparente que rezuma de la inestable pared calcárea. «¡Qué bonita es!», exclama.

¿Hay vida fuera de nuestro planeta?

Ambos lugares, un lago ártico helado y una cueva tropical saturada de gases tóxicos, podrían proporcionar claves para resolver uno de los misterios más antiguos y apasionantes del mundo: ¿Hay vida fuera de nuestro planeta? Es posible que la vida en otros mundos, ya sea en nuestro sistema solar o en torno a estrellas distantes, ten­ga que florecer en océanos cubiertos de hielo, como los de Europa, uno de los satélites de Júpiter, o en cuevas llenas de gases, como las que quizás abundan en Marte. Si encontramos la manera de aislar e identificar en la Tierra formas de vida capaces de prosperar en ese tipo de ambientes extremos, estaremos un paso más cerca de hallar vida en otros planetas.

No es fácil señalar el momento exacto en que la búsqueda de vida en otros mundos pasó del terreno de la ciencia ficción al de la ciencia, pero uno de los principales hitos fue una conferencia sobre astronomía celebrada en noviembre de 1961. La organizó Frank Drake, un joven radioastrónomo fascinado por la idea de buscar transmisiones de radio alienígenas.

Cuando convocó la conferencia, la búsqueda de inteligencia extraterrestre, o SETI (acrónimo de Search for ExtraTerrestrial Intelligence), «era esencialmente tabú en astronomía», recuerda ahora Drake, de 84 años. Pero con el apoyo del director de su laboratorio, logró reunir a un grupo de astrónomos (entre ellos un joven científico planetario llamado Carl Sagan), químicos, biólogos e ingenieros para debatir sobre lo que hoy se denomina astrobiología, la ciencia de la vida fuera de la Tierra. En particular, Drake necesitaba el asesoramiento de los expertos sobre la racionalidad de dedicar una porción sustancial del tiempo de observación de un radiotelescopio a la búsqueda de señales de radio procedentes de otros planetas y sobre la forma de observación más prometedora. ¿Cuántas civilizaciones puede haber en nuestra galaxia?, se preguntaba. Por eso, antes de que llegaran sus invitados, garabateó una ecuación en la pizarra. Aquellos trazos apresurados, que hoy se co­nocen como la famosa ecuación de Drake, delinearon un procedimiento para dar respuesta a su pregunta.

Lo primero es determinar el ritmo de formación de estrellas semejantes al Sol en la Vía Láctea y multiplicar ese número por la fracción de estrellas con sistemas planetarios. Después, el resultado se multiplica por el número medio de planetas aptos para la vida en cada sistema, es decir, aquellos planetas más o menos del tamaño de la Tierra que orbitan a la distancia adecuada de sus respectivas estrellas. Lo siguiente es multiplicar la cifra obtenida por la fracción de planetas donde efectivamente surge la vida, y a continuación, por la fracción de esos planetas donde aparece vida inteligente. Luego habrá que multiplicar el número resultante por la fracción de estos últimos planetas cuyos habitantes han desarrollado la tecnología necesaria para enviar señales de radio, que podamos detectar. El último paso consiste en multiplicar el nú­mero de civilizaciones con tecnología de radio por el tiempo medio en que esas civilizaciones transmiten señales o incluso sobreviven.

La ecuación parecía lógica, pero había un problema. Nadie tenía la menor idea de cuál podía ser el valor de todos esos números o fracciones, con excepción de la primera variable de la ecuación: el ritmo de formación de estrellas semejantes al Sol. El resto eran puras conjeturas. Si los científicos de los proyectos SETI lograban captar una señal de radio extraterrestre, entonces ninguna de esas incertidumbres importaría. Pero hasta que eso ocurriese, los expertos en cada factor de la ecuación de Drake tendrían que tratar de encontrar los números correctos, ya fuera determinando la tasa de sistemas planetarios alrededor de estrellas semejantes al Sol o tratando de resolver el misterio del origen de la vida en la Tierra.

Tuvo que transcurrir un tercio de siglo antes de que fuera posible empezar a asignar valores estimativos a los diferentes términos de la ecuación. En 1995 Michel Mayor y Didier Queloz, de la Universidad de Ginebra, detectaron el primer planeta que orbitaba en torno a una estrella semejante al Sol fuera de nuestro sistema solar. Aquel mundo, conocido como 51 Pegasi b, se encuentra a unos 50 años luz de la Tierra y es una enorme masa gaseosa cuyo tamaño es la mitad de Júpiter, con una órbita tan próxima a su estrella que su «año» dura solo cuatro días y su temperatura superficial supera los 1.000 °C.

Los científicos confían en encontrar un planeta muy semejante a la Tierra en un futuro próximo

Nadie pensó ni por un momento que pudiera haber vida en un entorno tan infernal. Pero el mero hecho de saber que existía ese planeta fue un gran paso adelante. A comienzos del año siguiente Geoffrey Marcy, actualmente en la Universidad de California en Berkeley, dirigió a su equipo en el hallazgo de un segundo planeta extrasolar y, poco después, de un tercero. Hasta la fecha se han localizado y confirmado casi 2.000 exoplanetas, algunos más pequeños que la Tierra y otros más grandes que Júpiter; quedan miles a la espera de confirmación, la mayoría des­cubiertos gracias al telescopio espacial Kepler, en órbita desde 2009.

Ninguno de esos planetas es exactamente igual a la Tierra, pero los científicos confían en encontrar uno muy semejante en un futuro próximo. Sobre la base de los descubrimientos de planetas ligeramente más grandes realizados hasta el momento, los astrónomos calcularon recientemente que más de una quinta parte de las estrellas parecidas al Sol tienen a su alrededor planetas habitables, semejantes a la Tierra. Desde un punto de vista estadístico, el más cercano podría estar a apenas 12 años luz.

Es una buena noticia para los astrobiólogos. Sin embargo, en los últimos años, los cazadores de planetas han comprendido que no hay razón para limitar la búsqueda a las estrellas parecidas a nuestro Sol. «Cuando estaba en el instituto, nos enseñaban que la Tierra orbita en torno a una estrella corriente –dice David Charbonneau, astrónomo de Harvard–. Pero eso no es cierto.» De hecho, alrededor del 80 % de las estrellas de la Vía Láctea son cuerpos pequeños, fríos, tenues y rojizos, denominados enanas M. Si un planeta semejante a la Tierra orbitara en torno a una enana M a la distancia justa (mucho más cerca que la Tierra del Sol para evitar el frío excesivo), podría ser tan acogedor para el desarrollo de la vida como un planeta igual a la Tierra que gire en torno a una estrella parecida a nuestro Sol.

Además, actualmente los científicos creen que un planeta no tiene por qué ser del mismo tamaño que la Tierra para ser habitable. «En mi opinión –dice Dimitar Sasselov, otro astrónomo de Harvard–, cualquier medida entre una y cinco veces la masa de la Tierra sería ideal.» En pocas palabras, la variedad de planetas habitables y las estrellas en torno a las cuales podrían orbitar probablemente es mucho mayor que la establecida por la conservadora apreciación de Drake y sus colegas en la conferencia de 1961.

Y eso no es todo. Resulta que la gama de temperaturas y ambientes químicos donde podrían proliferar organismos extremófilos también su­­pera con mucho las expectativas más optimistas de los asistentes a la conferencia de Drake. En la década de 1970 oceanógrafos como Robert Ballard descubrieron las chimeneas hidrotermales: fisuras del fondo oceánico de las que mana agua a elevadísimas temperaturas y en cuyo entorno se desarrolla un variado ecosistema de bacterias que se alimentan de sulfuro de hidrógeno y otras sustancias químicas disueltas en el agua, y que a su vez son el sustento de otros organismos. También se han hallado formas de vida en fuentes termales y en los gélidos lagos situados a cientos de metros de profundidad bajo el manto de hielo antártico, así como en medios extremadamente ácidos, alcalinos, salados o radiactivos, e incluso en grietas diminutas de rocas situadas a un kilómetro o más de profundidad. «En la Tierra son nichos aislados –dice Lisa Kaltenegger, que trabaja en Harvard y en el Instituto Max Planck de Astronomía–. Pero no sería descabellado pensar que en otro planeta alguna de esas condiciones fuera la dominante.»

El factor esencial para la vida tal como la conocemos es el agua en estado líquido

El factor que según los biólogos es esencial para la existencia de vida tal como la conocemos es el agua en estado líquido: un poderoso solven­te capaz de transportar los nutrientes disueltos a todas las partes de un organismo. En lo que se refiere a nuestro sistema solar, sabemos desde la misión de la sonda Mariner 9 a Marte en 1971 que en el pasado fluyó el agua por la superficie del planeta rojo. Por lo tanto, es posible que haya existido allí la vida, al menos en forma microbiana, y puede que aún queden vestigios de aquellas formas de vida en el subsuelo, donde quizá sea posible encontrar agua en estado líquido. Europa, la luna de Júpiter, presenta grietas en su superficie helada, y relativamente joven, lo que indica que bajo el hielo hay un océano de agua líquida. Al encontrarse a 800 millones de kilómetros del Sol, el agua de Europa debería estar totalmente congelada. Sin embargo, parece que se mantiene en estado líquido gracias al calor generado por las mareas provocadas por el tirón gravitatorio de Júpiter y de otras lunas jovianas. En teoría, bajo los hielos de Europa podría existir vida.

En 2005, la sonda Cassini de la NASA localizó chorros de agua eyectados de la superficie de Encélado, un satélite de Saturno. Mediciones realizadas más tarde por la nave y dadas a conocer en abril de este año confirman que también allí podría haber una fuente subterránea de agua. Sin embargo, los científicos aún no saben cuánta agua puede haber bajo la costra helada de Encélado, ni si ha permanecido en estado líquido durante el tiempo suficiente como para permitir la existencia de la vida. En la superficie de Titán, el satélite más grande de Saturno, hay ríos, lagos y lluvia. Pero el ciclo meteorológico de esta luna se basa en hidrocarburos líquidos, como el metano y el etano, no en el agua. Puede que allí haya alguna forma de vida, pero es muy difícil imaginar cómo será.

Marte es mucho más parecido a la Tierra que cualquiera de esas lunas distantes, y está mucho más cerca. La búsqueda de vida ha inspirado casi todas las misiones al planeta rojo. El Curiosity de la NASA está explorando actualmente el cráter Gale, donde hace miles de millones de años hubo un lago enorme y el ambiente químico pu­­do ser acogedor para los microbios, si existieron.

Una cueva en México no es Marte, por supuesto, ni un lago en el norte de Alaska es Europa. Pero la búsqueda de vida extraterrestre ha llevado a Kevin Hand, astrobiólogo del JPL, y a los otros miembros de su equipo, entre ellos John Leichty, al lago Sukok, en Alaska. La misma indagación ha hecho que Penelope Boston y sus colegas visiten en múltiples ocasiones la venenosa cueva de Villa Luz, cerca de Tapijulapa, en México. En ambos sitios los investigadores han puesto a prueba nuevas técnicas para detectar signos de vida en ambientes que a grandes rasgos son similares a lo que podrían encontrar las sondas espaciales. En particular, buscan biofirmas, es decir, signos visuales o químicos de la presencia de vida pasada o presente.

Consideremos por ejemplo la cueva mexicana. Gracias a las sondas orbitales sabemos que en Marte hay cuevas, y precisamente en esos lugares es donde podrían haberse refugiado los microbios cuando el planeta empezó a perder la atmósfera y el agua superficial hace unos 3.000 millones de años. Esos habitantes de las cuevas marcianas habrían tenido que sobrevivir con una fuente de energía diferente de la luz solar, como hacen estas gotas que exudan las paredes de la cueva mexicana y que tanto fascinan a Boston. Los científicos denominan a estas formaciones mucosas snottites. En la cueva hay miles, con longitudes que van de un centímetro a más de medio metro. En realidad son biopelículas, comunidades de microorganismos unidos en una masa viscosa.

Los microbios de las snottites son quimiótrofos, me explica Boston. «La oxidación del sulfuro de hidrógeno es su única fuente de energía, y la producción de esta especie de moco es parte de su estilo de vida.» Las snottites son solo una de las diversas comunidades microbianas presentes en la cueva. Boston, del Instituto de Minería y Tecnología de Nuevo México y del Instituto Nacional de Investigación de Cuevas y Formaciones Cársticas, afirma que debe de haber alrededor de una docena de comunidades diferentes de microbios en la cueva. «Cada una tiene un aspecto físico distintivo, y cada una aprovecha diferentes sistemas de nutrientes.»

Una de esas comunidades es particularmente interesante para la microbióloga y sus colegas. No forma goterones ni burbujas, pero produce dibujos en las paredes de la cueva: puntos, líneas e incluso redes de líneas que casi parecen jeroglíficos. Los astrobiólogos han bautizado esos dibujos con el nombre de biovermiculaciones, término derivado de la palabra «vermicular», que significa «semejante a un gusano».

Se ha observado que los microorganismos presentes en las paredes de la cueva no son los únicos que producen trazos como estos. «Pueden verse en diferentes escalas, por lo general en lu­­gares donde escasea algún recurso», dice Keith Schubert, ingeniero de la Universidad Baylor especializado en sistemas de obtención de imágenes que acudió a la cueva de Villa Luz para instalar cámaras que permitan monitorizar a largo plazo el interior de la caverna. Según él, las hierbas y los árboles de las regiones áridas también crean motivos biovermiculares. Y lo mismo puede decirse de las costras biológicas, comunidades de bacterias, musgos y líquenes que cubren el suelo de los desiertos.

Si esta hipótesis se confirma, Boston, Schubert y otros científicos que están documentando las biovermiculaciones pueden haber hallado un elemento de importancia crucial. Hasta ahora, muchos de los marcadores de vida que han buscado los astrobiólogos son gases, como el oxíge­no producido por algunos organismos terrestres. Pero el tipo de vida que produce una biofirma de oxígeno puede ser solo uno entre muchos.

Las biovermiculaciones podrían ser una firma universal de la vida

«Lo que me entusiasma de las biovermiculaciones es que las hemos visto en muchas escalas diferentes y en ambientes totalmente distintos –dice Boston–, y aun así el carácter de los dibujos es muy similar.» Schubert y ella creen muy probable que esos patrones, basados en sencillas reglas de crecimiento y competencia por los re­cursos, sean literalmente una firma universal de la vida. En las cuevas, además, los trazos perma­necen, incluso cuando las comunidades microbianas mueren. Si un vehículo de exploración encontrara algo así en las paredes de una cueva marciana, «sabríamos hacia dónde dirigir la atención», dice Schubert.

En la otra punta de América del Norte, los científicos e ingenieros que tiritan de frío en el lago Sukok tienen una misión similar. Trabajan en dos puntos diferentes del lago: uno de ellos junto a un núcleo de tres pequeñas tiendas de campaña que los científicos han bautizado como «Nasaville», y el otro, con una sola tienda, más o menos a un kilómetro de distancia. Como el metano que sube burbujeando desde el fondo del lago agita el agua, hay algunos puntos donde no se forma hielo. Por eso los científicos tienen que dar un largo rodeo cuando se desplazan en motos de nieve de un campamento a otro.

El metano fue lo primero que atrajo a los científicos al Sukok y otros lagos cercanos de Alaska en 2009. Se trata de un hidrocarburo gaseoso muy corriente generado por unos microorganismos que descomponen la materia orgánica y que reciben el nombre colectivo de metanógenos. La presencia de metano podría ser, por lo tanto, otra de las biofirmas que los astrobiólogos podrían buscar en otros mundos. Pero este gas también puede proceder de erupciones volcánicas y otras fuentes no biológicas, y se forma de manera natural en la atmósfera de planetas gigantes como Júpiter y en satélites como Titán. Por eso es crucial para los científicos distinguir entre el metano biológico y el de origen no biológico. Cuando el objeto de interés es el helado satélite Europa, como le sucede a Kevin Hand, el lago Sukok, rico en metano y con la superficie helada, no es un mal lugar para empezar.

Hand, Explorador Emergente de National Geographic, prefiere Europa a Marte como terreno para la astrobiología por una razón. Suponga­mos que vamos a Marte, explica el astrobiólogo, y encontramos en el subsuelo organismos vivos basados en el ADN, como la vida en la Tierra. Eso podría significar que el ADN es una molécula universal de la vida, lo que sin duda es posible. Pero también podría querer decir que la vida en la Tierra y la vida en Marte tienen un origen común. Sabemos con certeza que algunas rocas arrancadas de la superficie de Marte por impactos de asteroides han acabado en la Tierra, y también podría ser que fragmentos rocosos de la Tierra hayan ido a parar a Marte. Si esas rocas viajeras llevaban en su interior microorganismos capaces de sobrevivir al trayecto, lo cual cabe dentro de lo posible, entonces pudieron sembrar la vida en el planeta de destino. «Si se descubre que la vida en Marte está basada en el ADN –dice Hand–, no podremos saber si estamos o no ante un origen independiente del ADN.» Pero Europa está muchísimo más lejos. Si encontráramos vida en ese satélite, tendríamos que pensar que se originó de forma independiente, aunque también esté basada en el ADN.

Europa parece reunir los ingredientes básicos para la vida. Hay agua líquida en abundancia, y es posible que en los fondos oceánicos haya chimeneas hidrotermales similares a las de la Tierra que podrían aportar los nutrientes necesarios para cualquier forma de vida que pueda existir allí. En la superficie, este satélite recibe periódica­mente el impacto de cometas, cargados de com­puestos químicos orgánicos que también podrían servir de base para la vida. Las partículas de los cinturones de radiación de Júpiter disocian el hidrógeno y el oxígeno del hielo, formando toda una serie de moléculas que los organismos vivos podrían utilizar para metabolizar los nutrientes químicos de las fuentes hidrotermales.

El gran enigma es cómo podrían esas sustancias químicas atravesar la capa de hielo, que pro­bablemente tiene entre 15 y 25 kilómetros de grosor. Las misiones Voyager y Galileo revelaron que el hielo está lleno de grietas. A principios de 2013, Hand y el astrónomo Mike Brown, del Caltech, utilizaron el telescopio Keck II para demostrar que las sales del océano de Europa posiblemente se están abriendo paso hasta la superficie, quizás a través de algunas de esas grietas. Posteriormente, ese mismo año, otro equipo de observadores, empleando esta vez el Telescopio Espacial Hubble, detectó penachos de agua líquida en el polo sur del satélite. Evidentemente, los hielos de Europa no son impenetrables.

Todo esto hace que la idea de enviar una sonda orbital a Europa sea cada vez más atractiva. Por desgracia, la misión que el Consejo Nacional de Investigación de Estados Unidos evaluó en su informe de 2011 fue considerada demasiado costosa: el presupuesto era de 4.700 millones de dólares. Entonces un equipo del JPL dirigido por Robert Pappalardo volvió a empezar de cero y rediseñó la misión. La sonda Europa Clipper orbitaría Júpiter, y no Europa, ahorrando así mucho combustible y dinero, pero sobrevolaría unas 45 veces el satélite, lo que permitiría estudiar su química superficial y atmosférica, y también de forma indirecta la química de su océano.

Según Pappalardo, la misión rediseñada costaría menos de 2.000 millones de dólares a lo largo de toda su vida útil. Si finalmente se aprueba, «esperamos que el lanzamiento tenga lugar entre comienzos y mediados de la década de 2020». Si para el lanzamiento se usa un cohete Atlas V, el viaje a Europa durará unos seis años. «Pero también es posible –añade– que podamos lanzar la sonda con el SLS, el nuevo sistema de lanzamiento espacial que está desarrollando la NASA. Es un cohete muy grande, con el que podríamos llegar en 2,7 años.»

Muy pronto dispondremos de otro medio para rellenar las lagunas de la ecuación de Drake.

Es poco probable que la Clipper sea capaz de encontrar vida en Europa, pero puede ayudar a abrir el camino para el envío de un módulo de aterrizaje que explore la superficie y estudie su composición química, como se hace en Marte con los todoterrenos. La Clipper también podría buscar los mejores sitios para aterrizar. El siguiente paso lógico, tras el módulo de aterrizaje, sería enviar una sonda para explorar el océano, lo cual, según el grosor de la capa de hielo, podría ser mucho más complicado. Como alternativa, los científicos de la misión podrían tratar de localizar un lago contenido dentro de la capa de hielo, cerca de la superficie. «Cuando esa sonda de exploración subacuática entre por fin en funcionamiento –dice Hand–, en términos evolutivos será como haber llegado a la fase de Homo sapiens, mientras que ahora, haciendo pruebas en Alaska, estamos en la de Australopithecus.»

El vehículo relativamente tosco que Hand y su equipo están probando en el lago Sukok se desplaza bajo una capa de 30 centímetros de hielo. Su flotabilidad lo mantiene firmemente adherido a la cara inferior de la costra helada, donde sus sensores miden la temperatura, la salinidad, el pH y otras características del agua. Pero no busca directamente organismos. Esa misión corresponde a los científicos que trabajan al otro lado del lago. Uno de ellos es John Priscu, de la Universidad del Estado de Montana, quien el año pasado extrajo bacterias vivas del lago subglacial Whillans, 800 metros por debajo del manto de hielo de la Antártida Occidental. Junto con la geobióloga Alison Murray y la estudiante de posgrado Paula Matheus-Carnevali, Priscu investiga qué características deben tener los ambientes gélidos para acoger vida y qué tipos de organismos viven en ellos.

Por muy valioso que sea el estudio de los organismos extremófilos, solo puede proporcionar indicios terrestres para un misterio extraterrestre. Muy pronto, sin embargo, dispondremos de otro medio para rellenar las lagunas de la ecuación de Drake. La NASA ha aprobado un nuevo telescopio cazador de planetas, el Satélite de Búsqueda de Exoplanetas en Tránsito (TESS, por sus siglas en inglés), cuyo lanzamiento está previsto para 2017. El TESS buscará planetas en torno a las estrellas más cercanas y localizará candidatos para que los astrofísicos intenten detectar biofirmas gaseosas en las atmósferas planetarias. El Telescopio Espacial James Webb, cuyo lanzamiento está previsto para 2018, facilitará en gran medida esas investigaciones.

Algunos astrobiólogos están considerando incluso una posibilidad que parece más propia de la ciencia ficción. Todo el estudio de las biofirmas y los organismos extremófilos parte de la base de que la vida en otros planetas, como la vida en la Tierra, utilizará el agua como solvente y estará basada en moléculas complejas que incorporen el carbono como parte esencial de su estructura. Una de las razones de ese punto de vista es que el carbono y el agua abundan en toda la Vía Láctea. La otra es que no sabemos cómo buscar formas de vida que no estén basadas en el carbono, ya que no conocemos sus biofirmas.

«Si limitamos de ese modo nuestra investigación, podríamos fracasar –advierte Sasselov, de Harvard–. Tenemos que hacer un esfuerzo para comprender por lo menos algunas de las alternativas y determinar cuáles serían sus biofirmas atmosféricas.» Así pues, su equipo en Harvard está buscando biologías alternativas que podrían existir en mundos distantes, donde, por ejemplo, el ciclo del azufre podría reemplazar al del carbono, que domina la biología terrestre.

Como telón de fondo de toda esta investigación se mantiene el proyecto que puso en marcha la astrobiología hace más de medio siglo. Frank Drake continúa buscando señales extraterrestres, un descubrimiento que superaría a cualquier otro. Aunque lamenta que casi toda la financiación de los proyectos SETI se haya cancelado, está entusiasmado con un flamante proyecto que intentará detectar destellos de luz procedentes de civilizaciones extraterrestres. «Tiene sentido probar todos los enfoques posibles –dice–, porque no tenemos ni idea de lo que los extraterrestres podrían estar haciendo realmente.»

Noticias

https://www.nationalgeographic.com.es/ciencia/tierra-otro-sol_15096

web

https://www.lavanguardia.com/ciencia/fisica-espacio/20171115/432901687158/descubierto-exoplaneta-podria-albergar-vida-ross-128-b.html

https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/ciencia/2018/12/17/5c181202fdddff42668b4642.html

https://www.nationalgeographic.es/espacio/descubierto-un-nuevo-planeta-extraordinariamente-denso

Vídeos

https://www.youtube.com/watch?v=MoxBFEkGVz0

https://www.youtube.com/watch?v=e2r80-Q4UBY

Roy Rendo Tato

Pablo Loureiro Montenegro

Mateo Fernández Morgade

Hugo Fuentes Coucheiro

 

Publicado en O Universo | Deixa un comentario

LAS ENERGÍAS RENOVABLES

¿Qué son las energías renovables?

Son aquellas que se obtienen a partir de fuentes naturales que producen energía de forma inagotable e indefinida. Por ejemplo, la energía solar, la energía eólica o la energía mareomotriz son fuentes renovables de energía. También se consideran renovables cuando se obtienen a partir de fuentes que se regeneran con el tiempo de manera natural, como la masa forestal.

Una de las principales ventajas de las energías renovables es que, además de ser inagotables, presentan un nulo o bajo impacto negativo sobre el medio ambiente, por lo que se consideran energías limpias. En la actualidad las energías renovables son una realidad presente en nuestra sociedad y sus beneficios para el medio ambiente son más que evidentes.

CARACTERISTICAS

Ayudan a potenciar el autoconsumo

El uso de las energías renovables contribuye a que las casas sean mucho más autosuficientes en su consumo eléctrico. En un futuro no muy lejano, todos los edificios construidos deberán tener sus propias placas solares, calderas de biomasa o puntos de recarga para el coche eléctrico en su garaje comunitario; el autoconsumo eléctrico es mucho más fácil de alcanzar de lo que imaginamos.

Son energías beneficiosas para el medio ambiente

Estamos constantemente luchando contra el cambio climático y buscando nuevas vías para cuidar nuestro entorno y hacerlo más sostenible. Un paso importantísimo es el uso de las energías renovables o alternativas a las energías tradicionales. Éstas dañan el medioambiente a través de los residuos que generan y que procedes de la producción de ellas mismas.

Son recursos naturales gratuitos e inagotables

Las energías renovables proceden de recursos naturales de acceso gratuito e inagotables. Siempre tendremos agua, viento o sol con los que producir energía limpia. En cambio, la energía generada a partir de combustibles fósiles (carbón, petróleo o gas) dispone de unos recursos limitados y son contaminantes con el medioambiente.

Las energías renovables pueden llegar a lugares aislados

Las energías renovables como generan energía a través de fuentes naturales se pueden encontrar en cualquier sitio del mundo; con lo cual, cualquier rincón del mundo puede generar su propia energía y ser autosuficiente.

El uso de las energías renovables es un plus para lograr la independencia energética

De todos es sabido que España no es un país donde abunden combustibles fósiles como el carbón o el petróleo y sus derivados, gas; pero sí que es muy rico en recursos naturales necesarios para generar energía limpia que ayuden a disminuir las emisiones de CO2 y el cambio climático.

Ante este paradigma, ahora más que nunca debemos utilizar las energías renovables para aumentar nuestra independencia energética, y no tener que comprarla a otros países que encima son energías sucias que contaminan.

 

VENTAJAS

Comparándolas con las fuentes convencionales de energía, podemos enumerar los siguientes aspectos como los principales beneficios que presentan las energías renovables:

  • Ayudan a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, contribuyendo a frenar el calentamiento global. Se consideran energías limpias por ser más respetuosas con el medio ambiente que las energías convencionales.
  • Reducen los costes de producción energética, permiten crear nuevos puestos de trabajo y reducen la dependencia hacia las grandes potencias energéticas y hacia los países con reservas de combustibles fósiles (petróleo, carbón y gas natural).
  • Producen energía de manera indefinida, al obtenerse de fuentes de energía inagotables e ilimitadas.

TIPOS

A continuación enumeramos las principales fuentes de energía renovable que existen en la actualidad:

  • Energía solar: radiación procedente del Sol.energia solar
  • Energía eólica: viento.energia eolica
  • Energía mareomotriz: mares y océanos.Resultado de imaxes para: energia mareomotriz
  • Energía undimotriz: movimiento de las olas.UNIDMOSTRI
  • Energía azul o potencia osmótica.DD
  • Biomasa: materia orgánica.FFF
  • Las Energías renovables en España
    Es importante resaltar que las energías renovables en España han ocupado un papel secundario en cuanto a producción energética se refiere, muy por detrás de las fuentes de energía convencionales (no renovables). Sin embargo, en la actualidad se están desarrollando planes y actuaciones para impulsar y extender su uso.

    Tradicionalmente, la fuente de energía renovable más utilizada en España ha sido la energía hidráulica. Sin embargo, las condiciones climáticas del territorio español son favorables para la energía solar y la energía eólica, lo que les ha permitido pasar a ocupar un papel destacado dentro de la producción energética renovable.

    Según el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, las energías renovables que más contribuyen a la producción energética en España son la energía eólica (51%), la energía hidráulica (36%) y la energía solar (8%). Entre todas producen aproximadamente el 40% de la demanda energética total del país.

     

     

    Energía eólica en España

    Como ya sabemos, la energía eólica es la generada por la acción del viento, transformando su energía cinética en energía eléctrica mediante aerogeneradores. La energía eólica es inagotable, renovable y limpia, permitiendo reducir las emisiones de CO2 y de otros gases de efecto invernadero al reemplazar a los combustibles fósiles. Por tanto, el impacto ambiental que produce la energía eólica es menor que el de otras fuentes energéticas.

    En España, la energía eólica produce aproximadamente el 20% de la electricidad consumida, situándose como la segunda fuente energética por detrás de la nuclear. Este dato sitúa a España como uno de los líderes mundiales en energía eólica, sólo por detrás de Alemania y Estados Unidos.

    Energía hidráulica en España

    La energía hidráulica es la generada por la acción de las corrientes de agua, saltos de agua y mareas mediante el aprovechamiento de su energía potencial y cinética. Como otras energías renovables, la energía hidráulica es inagotable y limpia.

    Según la forma de obtenerla, existen dos tipos de energía hidráulica:

    • Energía hidráulica verde: Aprovecha la corriente natural del agua sin frenar su avance, por lo que su impacto ambiental es mínimo.
    • Energía hidráulica con represas: Requiere la construcción de presas y embalses para producir electricidad en las centrales hidroeléctricas. Aunque la energía se obtiene de manera renovable, su impacto ambiental es considerable.

    En España, la energía hidráulica ha sido durante décadas la principal fuente de energía renovable, contando con una larga tradición de presas y embalses. En 1940, la energía hidráulica producía el 92% de la energía total del país, mientras que en la actualidad aporta aproximadamente el 18%. Sin embargo, su evolución siempre ha sido ascendente, aunque sus cifras se han visto reducidas por el auge de otras fuentes de energía, como la termal y la nuclear.

    Energía solar en España

    La energía solar es generada por el aprovechamiento de la radiación solar, ya sea mediante la producción de calor para cocinar alimentos, calentar agua o generar electricidad de manera indirecta (energía solar térmoeléctrica); o bien mediante la producción directa de electricidad (energía solar fotovoltaica).

    En las últimas décadas, la producción de energía solar en España ha aumentado considerablemente hasta llegar a cubrir más del 5% de la demanda eléctrica total.

     

    BENEFICIOS

    Aunque no todo son ventajas, es indudable que el crecimiento de las energías renovables en España aporta una serie de beneficios muy interesantes para la sociedad y para el medio ambiente:

    • No contaminan y son una alternativa limpia a las fuentes de energía convencionales.
    • No generan residuos contaminantes y no suponen un riesgo para la salud.
    • Se pueden implantar de manera local, disminuyendo la dependencia de los pequeños municipios hacia las grandes redes eléctricas, al tiempo que impulsan la economía local.
    • Generan nuevos puestos de trabajo a medida que crece su demanda e implantación.
    • Se producen a partir de fuentes de energía inagotables, como el sol, el agua y el viento.


SARA VILLAVERDE CHEDAS 4 ESO B

 

Publicado en Enerxias | Deixa un comentario

El origen del Sistema Solar.

 

 

  • EL SISTEMA SOLAR.

Nuestro sistema planetario se formó a partir de la materia que rodeaba al joven Sol. Dicha materia se habría unido en fragmentos cada vez mayores hasta conformar los actuales planetas.

La teoría más ampliamente aceptada de cómo se forman los planetas sostiene, a grandes rasgos, lo siguiente: el polvo cósmico que rodea a la estrella, y que no ha acabado de formar parte de ella, empieza a unirse en fragmentos de aproximadamente 10 km de diámetro llamados planetesimales. Gracias a su tamaño, los planetesimales atraen hacia si las partículas del entorno y aumentan rápidamente su tamaño. Dentro de esta dinámica, solo unos pocos planetesimales crecen y se convierten en oligarcas. Los oligarcas que están situados cerca del Sol chocan entre sí y se fusionan formando planetas rocosos; por su parte, aquellos que se hallan más lejos de la estrella crecen todavía más, al migrar y atraer un mayor número de planetesimales, además de rodearse de coberturas de gas. El proceso, en su conjunto, puede durar unas decenas de millones de años.

La distancia que separa el centro del Sistema Solar y el cinturón de Kuiper, donde se aloja Plutón, es tan enorme que no resulta práctico medirla en kilómetros, sino en unidades astronómicas (UA). Esta unidad de distancia equivale a la separación medida entre la Tierra y el Sol: 149.597.870 km.

Resultado de imaxes para: sistema solar fotos del national geographic

1. PLANETAS DE GAS Y PLANETAS DE ROCA.

Todo planeta tiene su origen en el disco protoplanetario que una vez rodeó a su estrella. La cercanía al astro central  determina qué procesos darán forma al planeta y, por tanto, su naturaleza: gigante gaseoso o planeta rocoso.

Si se pudiera viajar al pasado en el momento en el que nuestra estrella está formándose, veríamos que la rodea un disco turbulento de polvo y gas. En su centro, la protoestrella acumula masa mediante la acreción o absorción del material del disco a través de su campo magnético. En el disco, los planetas van tomando forma mediante un proceso similar. Su naturaleza dependerá de su ubicación respecto a la llamada línea de nieve. Más lejos de ella, elementos como el H, el He, o el C forman moléculas complejas en forma de H2O, CH4 o NH3. La temperatura es muy baja, lo suficiente para que estos compuestos se solidifiquen y el protoplaneta adquiera un tamaño que le permita atraer grandes cantidades de gas. En la zona interior de la línea, las altas temperaturas han evaporado los elemento ligeros y han dejado solo rocas y metales que forman gérmenes planetarios de menor tamaño. Estos crecen al chocar entre sí.

2. LA DINÁMICA DE UN CHOQUE PROTOPLANETARIO.

Los planetas rocosos, como la Tierra, adoptaron su forma final tras una fase de colisión y posterior fusión entre cuerpos protoplanetarios de una masa ya considerable.

  1. Dos cuerpos de tamaño similar chocan entre sí y la fuerza del impacto los deforma
  2. El calor hace que la materia se mezcle y se colapse por la fuerza gravitatoria.
  3. Los núcleos de Fe se desplazan hacia el centro de la masa conjunta.
  4. La prototierra empieza a girar con rapidez y los escombros la rodean.
  5.  Los escombros forman la Luna al cabo de 100 años, como mínimo.

3. EL SOL.

Una gigantesca bola de plasma alimentada por reacciones termonucleares, el Sol, proporciona a nuestro sistema planetario la práctica totalidad de su masa y energía.

El funcionamiento básico de nuestra estrella se sabe con detalle: las reacciones nucleares de fusión de su interior transforman H en He, en un proceso durante el cual se producen cantidades ingentes de energía.

Resultado de imaxes para: el sol fotos del national geographic

3.1. La superficie solar.

El Sol tiene una superficie visible llamada fotosfera, en la que llaman la atención unos gránulos o burbujas que miden hasta 1000 km de diámetro (el granulado de la superficie solar  es cada uno de las “losetas” que conforman en el dibujo granulado de la fotosfera es la parte superior de una columna convectiva); se trata de la parte superior de las columnas de convección, responsables de transmitir el calor desde el interior ardiente de la estrella. Además de la granulación, la superficie presenta otros fenómenos tales como las manchas solares (que son zonas con una temperatura inferior a la del centro. Están formadas por una parte oscura que se llama umbra y un contorno más claro llamado penumbra. Aunque surgen de forma constante, lo hacen más intensamente en ciclos de 11 años.) o las protuberancias (que son nubes de gas suspendidas sobre la superficie que siguen las líneas del campo magnético solar. Persisten días e incluso semanas, y suelen adoptar forma de bucle.). También podemos encontrar fáculas (que son zonas de fuerte luminosidad asociadas a la aparición de manchas solares) y erupciones masivas (que son protuberancias que a menudo superan en masa y tamaño al de Júpiter, por lo que se convierten durante su existencia en el segundo cuerpo más masivo del sistema solar.).

Resultado de imagen de partes de la superficie solar

3.2. Atmósfera.

La atmósfera solar incluye la fotosfera, la cromosfera y, rodeando a esta última, la corona. Las perturbaciones del campo magnético solar producen fenómenos radiativos en la cromosfera y en la corona, como las fulguraciones o las eyecciones de masa coronal. Más allá de la corona, el viento solar transporta partículas cargadas, cuyo alcance delimita una zona de influencia: la heliosfera que es una región del espacio de forma esférica, con centro en el Sol y un radio superior a un centenar de UA, delimitada por el alcance del viento solar. Más allá de sus límites se extiende el espacio interestelar.  El Sol e,ite constantemente un flujo de protones y otras partículas cargadas: el viento solar.  Este se extiende desde el Sol en todas direcciones y, al encontrarse con el H y el He de flujo interestelar, forma una gigantesca esfera. A unas 80-100 UA  experimentaríamos una súbita desaceleración , hasta velocidades subsónicas: es el llamado ” choque de terminación”. Estaríamos adentrándonos en la heliofunda, donde nuestra velocidad llegaría a ser nula. A unas 121 UA del Sol cruzaríamos la heliopausa, el límite exterior de la heliosfera, adentrándonos en el medio interestelar y evaporándonos.

3.3. Estructura del Sol.

  • Núcleo: Abarca un 20%-25% del radio total. Allí se producen las reacciones de fusión atómica que dan origen a la energía que emite. Su temperatura es de 15.5 millones de grados.
  • Capa radiativa: Se extiende desde núcleo hasta un 70%-85% del radio total y está formada básicamente por  iones de H y He. En su seno, los fotones son constantemente emitidos y absorbidos.
  • Capa convectiva: llega hasta casi el 100% del radio total. La energía pasa por ella hacia la fotosfera por medio de turbulentas corrientes de convección.
  • Fotosfera: Es la capa superficial de la estrella, y consiste en varios centenares de kilómetros de gas semitransparente. Irradia energía en forma de fotones u ondas electromagnéticas, que percibimos como luz.
  • Cromosfera y corona: Son las capas más exteriores y reciben y reflejan las perturbaciones del campo magnético que producen en la fotosfera. Aunque la cromosfera oscila entre los 3000ºC y los 35000ºC, la corona supera los 3 millones.

Resultado de imagen de partes de la superficie solar

4. ¿QUÉ ES UN PLANETA?

Los criterios para decidir si un cuerpo  es un planeta se basan en su masa y en la relación que mantienen con los cuerpos que lo rodean como con la estrella más próxima. La Unión Astronómica Internacional (UAI) lo define como un cuerpo celeste con una serie de características.

4.1 UN PLANETA ORBITA A TRAVÉS DEL SOL: En el sistema solar existen cuerpos similares a los planetas pero que no orbitan alrededor del Sol, por lo que no son considerados como tales, por ejemplo Ganímedes y Calisto, dos lunas de Júpiter cuyo tamaño es superior al de Mercurio, y también la mayor luna de Saturno, Titán.

4.2 UN PLANETA ES PRACTICAMENTE ESFÉRICO: Un cuerpo se vuelve esférico si tiene suficiente masa para que su gravedad y su presión interna estén en equilibrio. Aparte de los planetas, existen multitud de cuerpos menores de forma no esférica orbitando alrededor del Sol.

4.3UN PLANETA EJERCE DOMINACIÓN ORBITAL: Un planeta, por acción de su gravedad, limpia la vecindad de su órbita de competidores. En el lenguaje científico, se dice que tiene “dominación orbital”. Los cuerpos que incumplen esta regla, y solo esta, se denomina planetas enanos.

5. LA COMPOSICIÓN DE LOS PLANETAS.

Los planetas interiores están compuestos básicamente por rocas y metales; de ahi que se llamen planetas rocosos o telúricos. En cambio, los exteriores, son gas y hielo en su mayor parte, y se conocen como planetas o gigantes gaseosos.

Los planetas rocosos (Mercurio, Venus, La Tierra y Marte) cuentan con núcleos metálicos donde abunda Fe, los mantos y las cortezas de roca. Los gigantes gaseosos están compuestos básicamente de H o CH4, aunque también presentan pequeños núcleos sólidos que incluirían rocas y compuestos  de H, como el agua. Los planetas rocosos tiene una superficie  sólida bien definida mientras que en los gigantes gaseosos se produce una transición gradual del estado gaseoso a líquido y sólido a medida que se profundiza en su atmósfera. Otra consecuencia de sus diferentes composiciones atañe a su gravedad: pese a tener una masa mucho menor, la mayor densidad de los planetas rocosos hace que su gravedad sea similar a la de los gaseosos. En todo caso su composición obedece a su posición en el seno del disco protoplanetario: los rocosos ocupan la parte interna del sistema solar y se hallan relativamente cerca entre sí; los gaseosos están más dispersos y alejados del Sol.

Resultado de imaxes para: la composicion de los planetas national geographic

6. EL CINTURÓN DE ASTEROIDES

Es una zona del espacio entre Marte y Júpiter donde se localiza un gran número de asteroides. El mayor de ellos es 1 Ceres. Es el cinto principal de asteroides, ya que existen concentraciones de planetoides en áreas como, por ejemplo, el espacio entre Júpiter y Neptuno, donde se localizan los centaurus.

6.1 TIPOS DE ASTEROIDE SEGÚN SU ESTRUCTURA

6.1.1 Rocosos compactos: Compuestos por una masa homogénea de roca o por rocas y polvo densamente compactados.

6.1.2 Aglomeración de peñascos: En este caso, varias rocas peequeñas están débilmente unidas unas con otras por polvo compactado.

6.1.3 Flotilla de rocas: Formada por un grupo de rocas en equilibrio gravitatorio, las dos terceras partes de este asteroide son espacio vacío.

6.1.4 Núcleo sólido: Los asteroides de este tipo están formados por un fragmento rocoso central, al que rodea un halo de polvo.

Resultado de imaxes para: cinturon de asteroides national geographic7.LOS METEORITOS.

Son cuerpos de un tamaño inferior a los asteroides, pero mayor que el polvo interestelar. Su longitud oscila entre 100 y 50m. En su mayor parte, se desintegran al poco de entrar en la atmósfera. En caso contrario, impactan sobre la superficie terrestre a una velocidad de hasta 20km/s y dejas tras de sí unos restos llamados meteoritos, de los aproximadamente el 99,8% proviene del cinturón principal de asteroides.La mayoría de los meteoritos son rocosos y presentan una estructura granulada, lo que indica que se formaron por acreción de polvo en los primeros días del sistema solar; otros se desprendieron de los protoplanetas tras algún impacto, y una parte mínima proceden de la Luna o Marte. Estos modestos pedazos constituyen los únicos materiales planetarios extraterrestres que han llegado hasta nosotros.

7.1 METEOROIDES, METEOROS Y METEORITOS.

7.1.1 Meteoroide: es un fragmento rocoso y/o metálico desprendido de un cometa, asteroide, satélite o planeta antes de entrar en contacto con la atmósfera.

7.1.2 Meteoro: Trazo luminoso de un meteoroide al entrar en la atmósfera y sobrecalentarse por la fricción. Si su brillo supera al de un planeta se llaman “bolas de fuego”. Los más brillantes, por estallar en el aire, son “bólidos”.

7.1.3 Meteorito: Cuerpo con más masa suficiente para atravesar la atmósfera por completo e impactar sobre la superficie.

 

 

 

 

 

 

 

 

https://www.nationalgeographic.com.es/ciencia/actualidad/kepler-90-sistema-solar-muy-parecido-nuestro-con-planetas_12185/2  SISTEMA SIMILAR

https://www.nationalgeographic.com.es/ciencia/actualidad/oumuamua-probablemente-fue-expulsado-sistema-estelar-binario_12527   OMUAMA

https://www.nationalgeographic.com.es/buscador/?q=sistema+solar&_page=2  PAGINA NATIONAL GEOGRAPHIC

 

Publicado en O Universo | Deixa un comentario

TRASTORNOS ALIMENTICIOS

TRASTORNOS ALIMENTICIOS

Los trastornos alimentarios son afecciones graves de salud mental. Implican problemas serios sobre cómo se piensa sobre la comida y la conducta alimenticia. Se puede comer mucho menos o mucho más de lo necesario.

Los trastornos alimenticios son afecciones médicas. No son un estilo de vida. Afectan la capacidad del cuerpo para obtener una nutrición adecuada. Esto puede provocar problemas de salud como enfermedades.

TIPOS :

Anorexia nerviosa

La anorexia nerviosa, a menudo simplemente denominada «anorexia», es un trastorno de la alimentación potencialmente mortal que se caracteriza por un peso corporal anormalmente bajo, un gran temor a aumentar de peso y una percepción distorsionada del peso o de la figura corporal. Las personas con anorexia hacen todo lo posible por controlar el peso y la figura corporal, lo que frecuentemente afecta de manera importante la salud y las actividades cotidianas.

Cuando tienes anorexia, limitas en exceso la ingesta de calorías o usas otros métodos para bajar de peso; por ejemplo, te ejercitas de forma desmesurada, tomas laxantes o suplementos dietéticos, o vomitas después de comer. Los esfuerzos para bajar de peso, incluso cuando el peso corporal es bajo, pueden causar problemas de salud graves al punto de morirse de hambre.

anorexia

 

Bulimia nerviosa

La bulimia nerviosa, llamada frecuentemente «bulimia», es un trastorno de la alimentación grave y potencialmente mortal. Cuando padeces bulimia, tienes episodios de atracones y purgas que incluyen la sensación de pérdida de control sobre tu alimentación. Muchas personas con bulimia también restringen lo que comen durante el día, lo que suele causar más episodios de atracones y purgas.

Durante estos episodios, es normal que consumas una gran cantidad de alimentos en un tiempo corto, para luego intentar deshacerte de las calorías extra de una manera poco saludable. Debido a la culpa, la vergüenza y el temor intenso a aumentar de peso por comer en exceso, puedes provocarte vómitos, puedes ejercitarte desmesuradamente o puedes usar otros métodos, como los laxantes, para deshacerte de las calorías.

Si tienes bulimia, probablemente te preocupe tu peso y tu figura corporal, y tal vez te juzgues con severidad y dureza por los defectos que son producto de tu autopercepción. Puedes tener un peso normal o, incluso, un poco de sobrepeso.

bulimia

 

Trastorno alimentario compulsivo

Cuando tienes el trastorno alimentario compulsivo, habitualmente comes en exceso (atracón) y tienes la sensación de pérdida de control sobre lo que comes. Puedes comer con rapidez o consumir más alimentos de los que tienes pensado, incluso cuando no tienes apetito, y seguir comiendo mucho tiempo después de sentirte demasiado lleno.

Después de un atracón, puedes sentir culpa, enojo o vergüenza por la conducta y por la cantidad de alimentos consumidos. Sin embargo, no intentas compensar esta conducta con el ejercicio desmesurado o la purga, tal como lo haría una persona bulímica o anoréxica. La vergüenza puede provocar que comas solo para ocultar tus atracones.

Por lo general, se produce una nueva ronda de atracones por lo menos una vez a la semana. Puedes tener un peso normal, sobrepeso u obesidad.

Trastorno de rumiación

El trastorno de rumiación es la regurgitación repetida y continua de los alimentos después de comer, pero que no se debe a una enfermedad ni a otro trastorno de la alimentación, como anorexia, bulimia o trastorno alimentario compulsivo. La comida vuelve a la boca sin náuseas ni arcadas, y puede que la regurgitación no sea intencional. A veces, los alimentos que se regurgitan se mastican nuevamente y se vuelven a tragar, o bien se escupen.

El trastorno puede derivar en desnutrición, si los alimentos se escupen o si la persona come mucho menos para evitar la conducta. El trastorno de rumiación puede ser más frecuente en los niños pequeños o en las personas que tienen una discapacidad intelectual.

 

Trastorno por evitación o restricción de la ingesta de alimentos

Este trastorno se caracteriza por no alcanzar los requerimientos nutricionales diarios mínimos por la falta de interés en alimentarse; es decir, evitas las comidas con determinadas características sensoriales, como el color, la textura, el aroma o el sabor; o bien estás preocupado por las consecuencias al comer, como el temor a atragantarse. No evitas alimentos por temor a aumentar de peso.

El resultado del trastorno puede ser un adelgazamiento significativo o la imposibilidad de aumentar de peso en la niñez, así como deficiencias nutricionales que pueden acarrear problemas de salud.

Causas

Se desconoce la causa exacta de los trastornos de la alimentación. Al igual que con otras enfermedades mentales, puede haber muchas causas, por ejemplo, las siguientes:

  • Genética y biología. Algunas personas pueden tener genes que aumenten el riesgo de presentar trastornos de la alimentación. Los factores biológicos, como cambios en las sustancias químicas del cerebro, pueden tener una función en los trastornos de la alimentación.
  • Salud psicológica y emocional. Las personas con trastornos de la alimentación pueden tener problemas psicológicos y emocionales que contribuyen al trastorno. Pueden tener autoestima baja, perfeccionismo, comportamientos impulsivos y relaciones problemáticas.

¿Cómo se tratan los trastornos alimentarios?

Los objetivos típicos del tratamiento incluyen restaurar la nutrición adecuada, lograr un peso corporal saludable, reducir el exceso de ejercicio y frenar atracones y purgas (comer en exceso y provocar vómitos). Los planes de tratamiento por lo general están diseñados de acuerdo con las necesidades individuales y pueden constar de uno o más de los siguientes tratamientos:

  • Psicoterapia
  • Control y atención médica
  • Asesoramiento nutricional
  • Medicamentos

Algunos pacientes pueden requerir de hospitalización para tratar los problemas que causa la malnutrición o para asegurarse de que coman lo suficiente si tienen muy poco peso. La recuperación completa es posible.

Sobre las psicoterapias:

Ciertas formas de psicoterapias, o terapia de conversación (verbal), incluyendo la terapia de familia y las estrategias cognitivas, han demostrado ser útiles en el tratamiento de ciertos trastornos alimentarios.

La estrategia de Madsley, por ejemplo, donde los padres de los adolescentes que sufren de anorexia nerviosa asumen la responsabilidad de alimentar a su hijo, parece ser un método eficaz de logar que los adolescentes suban de peso y mejoren sus hábitos alimentarios y sus estados de ánimo.

Otros grupos pueden recibir terapia de conducta cognitiva para reducir o eliminar los atracones y las purgas. Estas terapias ayuda al joven a identificar patrones distorsionados o pensamientos problemáticos/negativos y cambiar creencias imprecisas/incorrectas.

Sobre los medicamentos:

Los medicamentos, tales como los antidepresivos, antipsicóticos o estabilizadores del ánimo aprobados por la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU.) pueden ser útiles en el tratamiento de los trastornos alimentarios y otras enfermedades coexistentes, tales como la ansiedad o la depresión. Visite el sitio web de la FDA para obtener la más reciente información sobre advertencias, guías de medicamentos para pacientes o nuevos fármacos/medicamentos aprobados.

¿Qué se está haciendo para entender y tratar mejor los trastornos alimentarios?

Los investigadores han descubierto que los trastornos alimentarios son provocados por una interacción compleja de factores genéticos, biológicos, psicológicos y sociales. Pero muchas preguntas continúan sin respuesta. Los investigadores están tratando de responder a preguntas sobre la genética, la función cerebral y el comportamiento para entender y controlar mejor los trastornos alimentarios. Pruebas de neuroimagen y estudios genéticos también ofrecen pistas sobre cómo cada persona puede responder a un tratamiento específico.

  • Genética: Investigadores de la salud mental están estudiando varias combinaciones de genes para determinar si alguna variación del DNA está asociada con el riesgo de desarrollar una enfermedad mental.
  • Neuroimágenes: Imágenes por resonancia magnética (IRM), por ejemplo, pueden conducir a un mejor entendimiento de los trastornos alimentarios. Las pruebas de neuroimagen ya se utilizan para detectar actividad cerebral anómala en pacientes con esquizofrenia, trastornos obsesivo-compulsivo y depresión. Pueden ser útiles a los investigadores para entender mejor cómo las personas con trastornos alimentarios procesan la información, ya se que se hayan recuperado o que estén aún bajo los efectos de la enfermedad.
  • Investigación psicológica y de comportamiento. Pocos estudios sobre los trastornos alimentarios se han llevado a cabo en el pasado debido a la dificultad que representa esta investigación. Nuevos estudios se están llevando a cabo en estos momentos que están tratando de remediar la falta de información disponible sobre este tratamiento.

 

Factores de riesgo

Las adolescentes y las mujeres jóvenes son más propensas que los adolescentes y los hombres jóvenes a tener anorexia o bulimia; sin embargo, los hombres también pueden tener trastornos de la alimentación. Aunque los trastornos de la alimentación pueden ocurrir en un intervalo de edad amplio, suelen manifestarse durante la adolescencia y poco tiempo después de cumplir 20 años.

Ciertos factores pueden aumentar el riesgo de tener un trastorno de la alimentación, entre ellos:

  • Antecedentes familiares. Hay una probabilidad significativamente mayor de que los trastornos de la alimentación ocurran en las personas cuyos padres o hermanos hayan presentado un trastorno de este tipo.
  • Otros trastornos de salud mental. Las personas con un trastorno de la alimentación suelen tener antecedentes de trastorno de ansiedad, depresión o trastorno obsesivo compulsivo.
  • Dieta y hambre. Estar a dieta es un factor de riesgo de padecer un trastorno de la alimentación. El hambre afecta el cerebro e influye en los cambios del estado de ánimo, la rigidez en el pensamiento, la ansiedad y la reducción del apetito. Existen pruebas contundentes de que muchos de los síntomas de un trastorno de la alimentación en realidad son síntomas de hambre. El hambre y el adelgazamiento pueden cambiar la manera en la que funciona el cerebro en personas vulnerables, lo cual puede perpetuar las conductas alimentarias restrictivas y dificultar el regreso a los hábitos alimentarios normales.
  • Estrés. Ya sea que te vayas a la universidad, te mudes, consigas un nuevo trabajo o tengas un problema familiar o de relación, los cambios pueden generar estrés, lo que tal vez aumente tu riesgo de tener un trastorno de la alimentación.

Complicaciones

Los trastornos de la alimentación pueden causar diversas complicaciones, algunas de las cuales son potencialmente mortales. Cuanto más grave sea o más dure el trastorno de la alimentación, más probable es que presentes complicaciones graves, como las siguientes:

  • Problemas de salud graves
  • Depresión y ansiedad
  • Pensamientos o conductas suicidas
  • Problemas con el crecimiento y el desarrollo
  • Problemas sociales y en las relaciones
  • Trastornos de consumo de sustancias
  • Problemas laborales y escolares
  • Muerte

Prevención

Si bien no hay una manera segura de prevenir los trastornos de la alimentación, a continuación te damos algunas estrategias para ayudar a que tu hijo forme conductas alimentarias saludables:

  • Evita hacer dieta cuando estés con tu hijo. Los hábitos alimentarios familiares pueden influir en las relaciones que los niños tienen con los alimentos. Comer juntos te da la oportunidad de enseñarle a tu hijo sobre los inconvenientes de hacer dieta y estimula la alimentación equilibrada con porciones razonables.
  • Habla con tu hijo. Por ejemplo, hay numerosos sitios web que promocionan ideas peligrosas, como considerar la anorexia como una elección de estilo de vida en lugar de considerarla un trastorno de la alimentación. Es fundamental que corrijas toda percepción equivocada como esta y que hables con tu hijo sobre los riesgos de hacer elecciones alimentarias poco saludables.
  • Cultiva y refuerza una imagen corporal saludable en tu hijo, sin importar la forma o el tamaño. Habla con tu hijo acerca de la imagen que tiene de sí mismo y tranquilízalo diciéndole que las formas de los cuerpos pueden variar. Evita criticar tu cuerpo delante de tu hijo. Los mensajes de aceptación y respeto pueden ayudar a construir una autoestima y una resiliencia saludables que ayudarán a los niños a afrontar los períodos difíciles de la adolescencia.
  • Busca la ayuda del médico de tu hijo. En los controles de rutina del niño sano, los médicos pueden identificar indicadores tempranos de un trastorno de la alimentación. Por ejemplo, en las citas médicas de rutina, pueden preguntarles a los niños acerca de sus hábitos alimentarios y si están satisfechos con su aspecto. Estas consultas deben incluir controles de los percentiles de estatura y peso, y del índice de masa corporal, que puede alertarlos a ti y al médico de tu hijo acerca de cualquier cambio significativo.

Si notas signos de un trastorno de la alimentación en un familiar o un amigo, considera hablar con dicha persona sobre tu preocupación por su bienestar. Si bien puede que no seas capaz de evitar que sufra un trastorno de la alimentación, comunicarte con compasión puede alentar a la persona a buscar tratamiento.

 

¿Cómo puedo hablar con mi hijo adolescente acerca de mis preocupaciones?

Es probable que hablar con su hijo adolescente sobre sus preocupaciones de que pueda tener un trastorno de la alimentación sea difícil. Esté preparado. Su adolescente probablemente negará que tenga un problema.

Hágale saber a su hijo adolescente que la discusión no es opcional. Dedique un tiempo para hablar con su hijo adolescente y abra la conversación de una manera amable y afectuosa. Evite acusaciones o juicios, pero sea persistente en expresar sus preocupaciones. Hable en oraciones con «Yo» (por ejemplo, «Yo estoy preocupado por ti»). Evite los enunciados con «Tú» (por ejemplo, «Tú estás escondiendo comida»).

A menudo, simplemente hacerle saber a su hijo adolescente que usted está allí para ayudarlo y apoyarlo es de gran ayuda. Tenga en cuenta que su hijo adolescente enfrenta muchos cambios y presiones sociales. Su función principal puede ser escuchar.

Aquí hay algunos consejos para ayudar a su adolescente a desarrollar una actitud saludable hacia la comida y el ejercicio:

  • Proporcione el mejor ejemplo que pueda con sus propios hábitos de alimentación y ejercicio saludables.
  • Muéstrele a su hijo adolescente que acepta su propio cuerpo. No se queje de su propio peso o se refiera a usted mismo como gordo.
  • Muestre aceptación hacia diferentes formas y tamaños corporales. No critique el peso o la apariencia física de otras personas.
  • Enséñele a su hijo adolescente que los medios de comunicación no son la vida real. Los medios solo muestran modelos delgados y personas «perfectas» cuando las personas reales vienen en todas las formas y tamaños.
  • Evite comentar sobre el peso o la apariencia física de su adolescente.
  • Proporcione muchas opciones de alimentos saludables en su hogar.
  • Hable sobre los beneficios de la actividad física para mantenerse saludable y fuerte, no para perder peso.
  • Desarrolle la autoestima y el respeto propio de su adolescente. Felicite a su hijo adolescente por su esfuerzo. Pida la opinión de su hijo adolescente. Anímelo a explotar sus talentos e intereses.

Aspectos a tener en cuenta

Los hábitos alimenticios se desarrollan muy temprano en la vida. Quizás incluso entre los 12 a 24 meses de edad. Los padres pueden influir en la forma en que los niños ven la comida. Es por eso que es tan importante establecer una buena alimentación desde una edad temprano.

Cuándo consultar al médico?

Un trastorno de la alimentación puede ser algo difícil de controlar o de superar solo. Los trastornos de la alimentación prácticamente pueden tomar el control de tu vida. Si tienes alguno de estos problemas, o crees tener un trastorno de la alimentación, busca ayuda médica.

Pedirle encarecidamente a un ser querido que busque tratamiento

Lamentablemente, muchas personas que sufren trastornos de la alimentación pueden creer que no necesitan tratamiento. Si estás preocupado por un ser querido, pídele encarecidamente que hable con un médico. Aunque tu ser querido no esté listo para reconocer que tiene un problema con la comida, puedes iniciar el camino expresando tu preocupación y tu deseo de escuchar.

Presta atención a los hábitos de alimentación y a las creencias que pueden indicar conductas poco saludables, así como a la presión de grupo que puede desencadenar los trastornos de la alimentación. Las señales de alerta que pueden indicar la presencia de un trastorno de la alimentación incluyen las siguientes:

  • Omitir comidas o poner excusas para no comer
  • Adoptar una dieta vegetariana demasiado restrictiva
  • Centrarse excesivamente en la alimentación saludable
  • Prepararse los alimentos, en lugar de comer lo que la familia come
  • Alejarse de las actividades sociales normales
  • Preocuparse o quejarse continuamente por estar gordo y hablar sobre cómo bajar de peso
  • Mirarse con frecuencia al espejo para ver los defectos que se perciben
  • Comer reiteradamente grandes cantidades de dulces o de alimentos con alto contenido de grasas
  • Tomar suplementos dietéticos, laxantes o productos herbarios para bajar de peso
  • Ejercitarse en exceso
  • Tener callosidades en los nudillos por provocarse los vómitos
  • Tener problemas de pérdida del esmalte dental, un posible signo de vómitos reiterados
  • Ir al baño durante las comidas
  • Durante una comida o refrigerio, comer una cantidad mucho mayor de lo que se considera normal
  • Expresar depresión, enojo, vergüenza o culpa respecto de los hábitos de alimentación
  • Comer a escondidas

Si te preocupa que tu hijo pueda tener un trastorno de la alimentación, comunícate con su médico para hablar al respecto. Si es necesario, puedes conseguir una derivación a un profesional de salud mental capacitado con pericia en trastornos de la alimentación, o si tu seguro lo permite, comunícate con un experto directamente.

 

Salud mental del adolescente

Datos y cifras

  • Una de cada seis personas afectadas tiene entre 10 y 19 años de edad.
  • Los trastornos mentales representan el 16% de la carga mundial de enfermedades y lesiones en las personas de edades comprendidas entre 10 y 19 años.
  • La mitad de los trastornos mentales comienzan a los 14 años o antes, pero en la mayoría de los casos no se detectan ni se tratan (1).
  • La depresión es una de las principales causas de enfermedad y discapacidad entre adolescentes a nivel mundial.
  • El suicidio es la tercera causa de muerte para los jóvenes de edades comprendidas entre los 15 y los 19 años.
  • No abordar los trastornos mentales de los adolescentes tiene consecuencias que se extienden hasta la edad adulta, y que afectan tanto a la salud física como a la mental y limitan las oportunidades de llevar una vida adulta satisfactoria.

OMS: https://www.who.int/topics/obesity/es/

https://www.youtube.com/watch?v=tgiCzUz6K6Q

https://www.youtube.com/watch?v=A2fbUR4A4M4

EN 1ª PERSONA:https://www.youtube.com/watch?v=tsco2bU7lc0

NOTICIA: https://elpais.com/elpais/2020/01/23/mordiscos_y_tacones/1579790237_550223.html

https://elpais.com/elpais/2019/11/20/opinion/1574273970_866918.html

 

Marina Vidal Rodríguez

María Porto González

Sara Villaverde Chedas

Carla Viqueira López

Publicado en Enfermidades | Deixa un comentario

Alzheimer

 

 ALZHEIMER

La enfermedad de Alzheimer (EA) es la forma más común de demencia entre las personas mayores. La demencia es un trastorno cerebral que afecta gravemente la capacidad de una persona de llevar a cabo sus actividades diarias.

 

Esta enfermedad fue descrita por el doctor alemán Alois Alzheimer, quien diagnosticó la enfermedad por primera vez a una mujer de 51 años llamada Augusta D en 1906.  Augusta D presentaba síntomas como: delirio, pérdida de memoria, paranoia y desorientación, entre otros. El doctor, tras la muerte de Augusta, estudió el cerebro y descubrió una considerable atrofia del córtex, cúmulos de proteínas, arteriosclerosis y la aparición de ovillos neurofibrilares en el interior del citoplasma de las neuronas. Enfermedad que, tras años de estudio, se ha convertido en la principal, aunque no la única, causa de demencia. 

 

El Alzheimer comienza lentamente. Primero afecta las partes del cerebro que controlan el pensamiento, la memoria y el lenguaje. Estan personas pueden tener dificultades para recordar cosas que ocurrieron recientemente o los nombres de personas que conocen.

Con el tiempo, los síntomas del Alzheimer empeoran. Las personas pueden no reconocer a sus familiares. Pueden tener dificultades para hablar, leer o escribir. Pueden olvidar cómo cepillarse los dientes o peinarse el cabello. Más adelante, pueden volverse ansiosos o agresivos o deambular lejos de su casa. Finalmente, necesitan cuidados totales. Esto puede ser muy estresante para los familiares que deben encargarse de sus cuidados.

El Alzheimer suele comenzar después de los 60 años. El riesgo aumenta a medida que la persona envejece. El riesgo es mayor si hay personas en la familia que tuvieron la enfermedad.

Ningún tratamiento puede detener la enfermedad. Sin embargo, algunos fármacos pueden ayudar a impedir por un tiempo limitado que los síntomas empeoren. 

La pérdida de la memoria es el síntoma clave de la enfermedad de Alzheimer. Uno de los signos precoces de la enfermedad suele ser la dificultad para recordar eventos o conversaciones recientes. A medida que la enfermedad avanza, las alteraciones de la memoria empeoran y se manifiestan otros síntomas.

Al principio, es posible que el paciente con Alzheimer esté consciente de la dificultad para recordar las cosas y organizar los pensamientos. Es más probable que un familiar o un amigo noten el empeoramiento de los síntomas.

 

Los cambios cerebrales que se relacionan con la enfermedad de Alzheimer provocan dificultades en aumento con lo siguiente:

  • Memoria

Todo el mundo tiene lapsos de memoria ocasionales. Es normal olvidarte dónde pusiste las llaves o el nombre de un conocido. Sin embargo, la pérdida de memoria asociada con la enfermedad de Alzheimer persiste y empeora, lo cual afecta la capacidad de funcionar en el trabajo o en el hogar.

Las personas con Alzheimer pueden hacer lo siguiente:

  1. Repetir expresiones y preguntas una y otra vez.
  2. Olvidarse de conversaciones, turnos o eventos, y no recordarlos más tarde.
  3. Perder habitualmente las posesiones, a menudo cuando las ponen en lugares ilógicos.
  4. Perderse en lugares conocidos.
  5. Eventualmente olvidar los nombres de los miembros de la familia y los objetos cotidianos.
  6. Tener problemas para encontrar las palabras adecuadas para identificar objetos, expresar pensamientos o participar en conversaciones

 

  • El pensamiento y el razonamiento

La enfermedad de Alzheimer dificulta la concentración y el pensamiento, en especial con conceptos abstractos como los números.

La realización de varias tareas es particularmente difícil, y es posible que se complique el manejo de las finanzas, el balance de las chequeras y el pago a tiempo de las cuentas. Estas dificultades pueden evolucionar y convertirse en una incapacidad para reconocer y lidiar con los números.

  • Hacer valoraciones y tomar decisiones

Disminuirá la capacidad para llegar a decisiones y opiniones razonables en situaciones cotidianas. Por ejemplo, la persona puede tomar malas decisiones o tener actitudes impropias en interacciones sociales, o usar ropa inadecuada para el clima. Puede ser más difícil responder de forma efectiva a las dificultades cotidianas, tales como cuando se quema la comida u ocurre algo inesperado al conducir.

  • Planificar y realizar actividades familiares

Con el avance de la enfermedad, las actividades que, en algún momento, fueron parte de la rutina y que requerían el seguimiento de pasos secuenciales, como planear y elaborar una comida o jugar un juego favorito, se transforman en una dificultad. Con el tiempo, las personas con la enfermedad de Alzheimer avanzada pueden olvidarse de cómo realizar tareas básicas, como vestirse y bañarse.

  • Cambios en la personalidad y en la conducta

Los cambios cerebrales que se producen en la enfermedad de Alzheimer pueden afectar el estado de ánimo y el comportamiento. Los problemas pueden incluir los siguientes:

  • Depresión
  • Apatía
  • Aislamiento social
  • Cambios de humor.
  • Desconfianza en los demás
  • Irritabilidad y agresividad
  • Cambios en los patrones de sueño
  • Desorientación
  • Pérdida de la inhibición
  • Delirios, como creer que te robaron

Los síntomas de la enfermedad de Alzheimer empeoran con el tiempo, aunque la velocidad a la que avanza la enfermedad varía. En promedio, una persona con Alzheimer vive de cuatro a ocho años después del diagnóstico, pero puede vivir hasta 20 años, dependiendo de otros factores.

Los cambios en el cerebro relacionados con el Alzheimer comienzan años antes de que aparezcan los signos de la enfermedad. Este período de tiempo, que puede durar años, se conoce como Alzheimer preclínico.

Las etapas que siguen brindan una idea general de cómo cambian las habilidades una vez que aparecen los síntomas y solo debe usarse como guía general. 

 

No existe una causa concreta a la que se le pueda atribuir la responsabilidad de la aparición de la Enfermedad de Alzheimer. Al contrario, su etiología es multifactorial, es decir, existen una serie de factores de riesgo, tanto genéticos como ambientales que, al interferir entre sí, dan lugar a una serie de acontecimientos que resultan en el inicio de la enfermedad. Los principales factores de riesgo implicados en la etiopatogenia del Alzheimer son:

  • Edad: Los primeros síntomas aparecen normalmente a partir de los 65 años.
  • Incidencia familiar: Alrededor de un 40% de los enfermos presentan un gen en la raíz familiar.
  • Síndrome de Down: Algunos estudios han demostrado una mayor prevalencia de Down en familiares con pacientes de alzheimer.
  • Traumatismo craneal: En la encefalopatía de los boxeadores (Traumatismo craneal repetido) se han descrito lesiones semejantes a la degeneración neurofibrilar del Alzheimer.
  • Sexo: Cuestión controvertida. Existe un mayor porcentaje de mujeres que presentan la enfermedad, sin embargo, se cree que puede ser debido a su mayor esperanza de vida.
  • Nutrición: Una dieta basada en productos de gran contenido calórico, con altos niveles de ácidos grasos saturados o de ácidos grasos omega 6, están relacionados con un mayor riesgo de sufrir Alzheimer. Hay dietas especializadas para la prevención y tratamiento del Alzheimer.
  • Escolarización y nivel educativo: La ejercitación cognitiva y el aprendizaje estimulan la comunicación neuronal (plasticidad neurológica), con lo que un bajo nivel educativo viene relacionado con un aumento del riesgo de desarrollar la enfermedad.
  • Otros: Tabaco, estilo de vida sedentaria, diabetes y obesidad.

Podemos distinguir tres fases principales del Alzheimer  leve, moderada y grave o muy grave según herramientas de estadiaje como MMSE (Minimental State Examination)

La fase inicial o leve del Alzheimer está caracterizada por fallos de memoria a corto plazo, desorientación y en ocasiones aparición de trastornos de la personalidad y depresión. La memoria a largo plazo se mantiene intacta. En la etapa temprana del Alzheimer, la persona puede desenvolverse de forma independiente. Las pacientes que se encuentran en esta fase es posible que pueda conducir, trabajar y participar de actividades sociales. 

Los amigos, familiares y otras personas comienzan a notar las dificultades. Durante una entrevista médica detallada, es posible que los médicos puedan detectar problemas de memoria o concentración. Las dificultades comunes incluyen:

  • Problemas para encontrar la palabra o el nombre correctos

  • Dificultad para recordar nombres cuando se presenta a personas nuevas

  • Dificultad para realizar tareas en entornos sociales o laborales.

  • Olvidarse de algo que acaba de leer

  • Perder o traspapelar un objeto valioso

  • Tener más problemas para planificar u organizar

 Una fase intermedia o moderada es la etapa de mayor duración puede durar muchos años, se caracteriza por la falta de memoria grave . En este punto se ve comprometida la autonomía del paciente y aparecen trastornos de conducta como agresividad o desconcierto. A medida que la enfermedad avanza, la persona con Alzheimer requerirá un mayor nivel de atención.

Durante la etapa moderada del Alzheimer, las personas pueden tener más dificultades para realizar tareas como pagar facturas, pero pueden recordar detalles significativos de su vida.

Es posible que note que la persona con Alzheimer confunde palabras, se frustra o enoja, o actúa de forma inesperada. El daño a las células nerviosas del cerebro puede dificultar la expresión de pensamientos y la realización de tareas cotidianas. En este punto del Alzheimer, podrán notar síntomas que pueden incluir:    

  • Olvidarse eventos o información de la historia personal
  • Sentirse malhumorado o retraído.
  • No poder recordar la dirección o el número de teléfono propios
  • Confusión sobre la ubicación y fecha actuales    
  • Necesitar ayuda para elegir la ropa adecuada para la temporada o la ocasión
  • Problema para controlar la necesidad de ir al baño 
  • Cambios en los patrones de sueño
  • Aumento del riesgo de desorientarse y perderse  
  • Cambios en la personalidad y el comportamiento     

 

   Una fase grave o muy grave en la que el paciente pierde por completo la memoria y la capacidad funcional e intelectual. Se produce una limitación absoluta de la movilidad del paciente que da lugar a la aparición de complicaciones que pueden llegar a producir la muerte del mismo. En esta etapa, las personas pueden:

  • Necesitar asistencia todo el tiempo con las actividades diarias y el cuidado personal

  • Perder la noción de experiencias recientes y los hechos que las rodean

  • Experimentar cambios en las capacidades físicas, incluida la capacidad de hablar, sentarse y, eventualmente, tragar

  • Tener más dificultad para comunicarse

  • Volverse vulnerables a infecciones, especialmente neumonía.

 

¿Cómo se diagnostica y evalúa la enfermedad de Alzheimer?

No existe un exámen único que pueda determinar si una persona tiene la enfermedad de Alzheimer. El diagnóstico se realiza determinando la presencia de ciertos síntomas y descartando otras causas de demencia. Esto implica una cuidadosa evaluación médica, incluyendo un historial médico completo, pruebas de estado mental,  examen físico y neurológico, examen de sangre y estudio de diagnósticos mediante imágenes del cerebro, incluyendo: 

  • Imágenes por tomografía digital cerebral: la exploración por tomografía computarizada combina un equipo de rayos X con ordenadores sofisticados para producir múltiples imágenes o fotos del interior del cuerpo. Los médicos utilizan una tomografía digital del cerebro para buscar y descartar otras causas de demencia, como un tumor cerebral o un accidente cerebrovascular.
  • Resonancia magnética cerebral: la toma de imágenes por resonancia magnética utiliza un potente campo magnético, pulsos de radiofrecuencia y un ordenador para producir imágenes detalladas de los órganos, tejidos blandos, huesos, y prácticamente todas las demás estructuras internas del cuerpo. La resonancia magnética puede detectar anomalías cerebrales asociadas con el deterioro cognitivo leve  y se puede utilizar para predecir pacientes con deterioro cognitivo leve que podrían eventualmente desarrollar la enfermedad de Alzheimer. En las primeras fases de la enfermedad de Alzheimer, una resonancia magnética del cerebro puede ser normal. En etapas posteriores, la resonancia magnética puede mostrar una disminución en el tamaño de diferentes áreas del cerebro (afectando principalmente los lóbulos parietal y temporal).
  • PET y PET/CT (Exploración por tomografía por emisión de positrones) del cerebro: es un examen de diagnóstico que utiliza pequeñas cantidades de material radiactivo (llamado radiosonda) para diagnosticar y determinar la gravedad de una variedad de enfermedades.

        Un examen combinado PET/CT fusiona las imágenes de una exploración por PET y una exploración por TC para proporcionar detalles sobre la anatomía (exploración por TC) y la función (exploración por PET) de órganos y tejidos. Una exploración por PET/CT ayuda a diferenciar la enfermedad de Alzheimer de otros tipos de demencia. Otra prueba de medicina nuclear denominada tomografía computarizada por emisión de un solo positrón (SPECT) también es utilizada para este fin.

        Usando la exploración por PET y una nueva radiosonda llamada C-11 PIB, los científicos, recientemente, han logrado tomar imágenes de la acumulación de placas de beta amiloide en el cerebro vivo. Actualmente se están desarrollando radiosondas similares a C-11 PIB para su uso en el entorno clínico.    

 

Instrumentos de evaluación (GDS) 

Escala de Deterioro Global (Reisberg, 1982). Es una escala de evaluación del grado de deterioro en virtud del estado cognitivo global.

La enfermedad de Alzheimer es una de las demencias que presenta una sintomatología, dentro de su heterogeneidad, más acorde a un proceso evolutivo.

Antes de plantear cualquier tarea de estimulación cognitiva, es preciso conocer con la máxima precisión posible, cuáles son las funciones cognitivas que se mantienen y el grado de conservación. Para ello, sin duda, es imprescindible una correcta evaluación neuropsicológica, la cual debería realizarse por un neuropsicólogo experto y acompañarse de la correspondiente orientación terapéutica que de ella se derive.

La escala presenta 7 fases de deterioro en el proceso evolutivo de la enfermedad de Alzheimer.

 

Estadios 1, 2 y 3 de GDS

 

Estadio 1 (normal)

  • A cualquier edad podemos sufrir fallos a nivel cognitivo, funcional, alteraciones de conducta. Pero las áreas ocupacional, social y familiar están intactas.

 

Estadio 2 (déficit cognitivo muy leve)

  • Deterioro cognitivo asociado a la edad. Más de la mitad de la población mayor de 65 años presenta quejas subjetivas de fallos de memoria o de dificultad funcional.

 

Estadio 3 (deterioro cognitivo leve)

  • Suelen aparecer fallos repetitivos, dificultad para realizar funciones ejecutivas, corroborados por familiares cercanos. Una proporción importante de estos pacientes no empeorará, pero otros sufrirán un declive y se manifestarán síntomas de demencia en aproximadmente 2 a 4 años.

 

Técnicas de estimulación cognitiva

 

La estimulación cognitiva: La estimulación cognitiva es todo el conjunto de técnicas que pretenden potenciar el conjunto de funciones cognitivas que toda persona tiene.

En la Alzheimer se potenciarán aquellas áreas que menos alteradas están tratando de ese modo de mantener su rendimiento el mayor tiempo posible.

Está demostrado que todos aquellos pacientes que se someten al entrenamiento en habilidades cognitivas mejoran su calidad de vida y su estado de ánimo, además de enlentecer en fases iniciales y moderadas el curso de deterioro de la enfermedad. 

  1. Terapia ocupacional: su objetivo es trabajar la funcionalidad del paciente para hacer a la persona lo más independiente posible, utilizando siempre las capacidades preservadas. Aplica la actividad como método de intervención, ya sea de ocio, para el trabajo o en actividades de la vida diaria. Generalmente aplicada en grupo.  
  2. Orientación a la realidad: es una técnica que se utiliza para mejorar la calidad de vida de los pacientes con estado de confusión, alteraciones de la orientación y memoria como en el de las demencias. 
  • Su principal objetivo es estimular al paciente para que logre mantener el mayor tiempo posible datos de si mismo, de su entorno y del momento actual.
  1. Arteterapia: utiliza la creación artístico-plástica como hilo conductor de recuerdos, emociones del enfermo con su mundo exterior, facilitando la expresión comunicación de aspectos internos del paciente cuando a través de las palabras resulta muchas veces complicado.

 

Datos de interés 

 

  • Se estima que un total de 1.5 millones de personas padecerán Alzheimer en España en 2050. Sociedad Española de Neurología (SEN). 

 

  •  En general, en 2050, podría haber más de 113 millones de afectados en todo el mundo.

 

  •  Actualmente esta demencia es padecida en el mundo por 36 millones de personas. En España son 800.000 personas, según los datos de CEAFA (Confederación Española de Enfermos de Alzheimer).

 

  • Entre el 40% y 60% de las personas que padecen esta enfermedad en nuestro país está aún sin diagnosticar.

 

 CONCLUSIONES

   Tras analizar los resultados y la información obtenida acerca de la Enfermedad del Alzheimer, podemos concluir que, aunque aún se desconoce la causa que desencadena esta enfermedad neurodegenerativa, sí se han hecho grandes avances en el diagnóstico precoz gracias a tecnologías avanzadas como PET o SPECT, que ayudan a diagnosticar la enfermedad en fases iniciales, frenando así el deterioro cognitivo de los pacientes.  Además en la actualidad, la inmunoterapia se ha impuesto en la investigación de nuevos tratamientos como una buena alternativa para el tratamiento del Alzheimer. 

 

      video   

 

Comprender la enfermedad de Alzheimer

 

Publicado en Enfermidades | Deixa un comentario